El olvido qe seremos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1319 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Acabo de leer “El olvido que seremos” de Héctor Abad Faciolince y debo decir que es el libro más revelador y conmovedor que he leído en mucho tiempo y no por que sea el mejor escrito ni mucho menos. De hecho una de las tranquilidades que me deja su lectura es que me reafirma que eso no es, ni será nunca, lo más importante. Para quienes no hayan leído el libro, todavía, habla de la relación deHéctor Abad Faciolince con su padre Héctor Abad Gómez, quien fue asesinado en 1987. Lo importante para mi fue encontrarme con un padre ejemplar, como el mío, y con un hijo lleno de dudas sobre su talento (no del todo infundadas) como yo. Y aquí entro en el terreno personal porque es obvio que no soy quien para interpretar ciertas cosas y por no tirarme el libro, pero como, en mi caso, encuentro variosparalelos y estoy tan conmovido, se los voy a contar y de paso a hacerle un mini homenaje a mi padre.

Primero que todo y para contextualizar debo decir que Héctor Abad Gómez era un humanista, tal vez uno de los mas grandes que haya dado este país. Un hombre educado, culto, sensible al extremo, amante de la música clásica y de los libros, perteneciente a una elite por su formación y por sucuna. También era un adelantado a su tiempo y por eso fue incomprendido, no solo en sus luchas políticas, si no también en el trato personal con su hijo. Pero sobre todas estas cosas fue un hombre intachable. Al menos en el libro no se menciona nada que nos diga lo contrario.

Mi padre, en contraposición jamás pasó de la primaria, fue alcohólico, místico, soberbio, engreído y un celoso empedernidoentre otras cosas… Lo curioso es que mientras Héctor Abad hijo habla por lo que vio de su padre, es decir: por el ejemplo. Esas cosas tan espantosas que digo del mío a mi no me toco vivirlas. Si las digo es porque me las ha contado y porque su mejor ejemplo de vida me lo trasmitió a través de sus grandes debilidades y sus errores. Obviamente al el le toco vivir otra historia, incluso mas dura, perosi estoy contando el cuento es porque logró salir adelante y vencer estos demonios de arriba y otros muchos de los que ahora no me acuerdo y de los cuales no me importaría hablar, porque son los que lo hacen mas humano y por ende son el punto de este post. Resumo en un párrafo pero que daría para una novela.

Mi papa salió huyendo del Tolima, junto a mis abuelos y mis tíos, debido a laviolencia y vino a parar a Bogotá, a la última casa de Fontibón para ser más exactos. Lustró botas acá en Bogotá, sembró algodón en la costa, comercio paños de nuevo en Bogotá, se fue para Estados Unidos donde fue acomodador de carros y albañil entre otras cosas, hasta que encontró un negocio que le gustó y que le hizo pensar en montar su propia fábrica. De ahí en adelante viene una montaña rusa que vadel éxito financiero a la quiebra una y otras vez y que terminó adivinen donde. Si señor en la quiebra!

Mi papa no sabe administrar…Es un enamorado de los negocios incurable. Los ve por todos lados, es un genio para imaginárselos, pero es incapaz de concretarlos. Su pasión es tan grande que sus pensamientos no pueden detenerse y cuando ve, por ejemplo, unas hierbas aromáticas “que podríamoscultivar en la finca”, se da cuenta que el negocio está realmente en el empaque que en este caso es pvc o termoencogible y que seguramente hace no se quien, y entonces se da cuenta que es mejor negocio la bandeja que es en icopor, pero que por eso mismo es anti-ecológica y conociendo, como conoce el, del asunto, se podría hacer en otro material mas barato pero que solo una persona importa al país y quepor supuesto el conoce. Es entonces cuando descubre que el material ese no es que sea la última maravilla y que bien se podría fabricar en Colombia. Providencialmente conoce a un ingeniero recién salido de una multinacional ”que es una lumbrera!” y sabe mas de eso que nadie en el mundo, quien le confía que el verdadero negocio es ensamblar la maquina, ya que conoce a gente de un torno que a su...
tracking img