El oro y la mirada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5350 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ORO Y LA MIRADA

Ana María Gómez

He estado en Auschwitz. Para el hecho de haber estado en Auschwitz, no se pueden emplear los verbos comunes en tanto "visitar", "recorrer". Sólo puede decirse "he estado".

"He estado en Auschwitz" supone una gran carga de significados. Intentaremos comenzar a despejar alguno de ellos.

Haber estadoen Auschwitz implica, como punto de partida, dos posibilidades generales, quizás aplicables a todo aquél que por allí transita. O bien, reniega, soslaya, reprime y se escuda y atrinchera en no querer saber, o bien es un tiempo y una experiencia que, necesariamente, modifica el sentido y el valor de lo que llamamos vida o existencia.

¿Por qué? Estar en Auschwitz implica rozar, y hastainstalarse en los límites. Hasta es posible caer por fuera de esos límites. Hay, para nosotros, los humanos, situaciones de borde, de límite donde la pregunta qué se impone es si algunos de esos humanos, son capaces de ciertas situaciones, qué es, entonces, un ser humano. Este cuestionamiento vale tanto para lo más sublime en términos de capacidad del hombre de lo mejor, de lo más valorado, deproducciones extraordinarias en el término de la cultura, como para lo más extraordinario en términos de la mayor abyección, del mayor escarnio de un humano por otro, de la degradación más absoluta de la condición que nos compete.

Lamentablemente cuando hablamos de Auschwitz no nos podemos concentrar en un sólo hombre y su proyecto. Si bien fue Hitler a partir de su innegable situaciónpsicopatológica quien lanza la idea del exterminio, un pueblo, varias comunidades humanas, varias sociedades, lo siguen en su delirio mesiánico.

Fueron todos los aliados del llamado Tercer Reich, y los cómplices silenciosos - los que no pueden excusarse de ningún modo por ese silencio - quienes lo siguieron y lo avalaron.

Auschwitz es el monumento siempre vivo a laúltima frontera a la que puede arribar el odio por la diferencia.

Allí terminaron su existencia judios, gitanos, homosexuales, minusválidos y quienes se oponían a las ideas nazis.

En una guerra abierta y declarada, ambos contrincantes saben a qué se exponen y consienten en esa exposición. Se trata de vida o muerte.

No es el caso de Auschwitz. Allí no se trataba deninguna guerra. Se trataba de una enorme cantidad de seres que llegaban, en su mayor caso, totalmente engañados, finalmente ya queriendo engañarse a sí mismos, porque no podían ignorar que iban a ser exterminados. Y elegimos esa palabra 'exterminados' porque no alcanzaba con la muerte. Se trataba del proyecto de borrar , fundamentalmente, a toda una etnia de este planeta. De querer excluirla de lashistorias, de anular sus tradiciones, sus genealogías, sus costumbres, sus ideales, sus creencias.

No es el motivo de estas reflexiones reiterar estudios ya hechos de porque, sobre todo, el pueblo alemán, en ese momento, puesto que no fue el único ni única la circunstancia, en que se enarboló el odio a los judíos como estandarte de combate, se formó en filas tras un psicótico. Lacuestión es cómo se llevó a cabo y Auschwitz es el testimonio de esos modos.

Podría habérselos simplemente, si pudiese hablarse de simplicidad, exterminado por una muerte franca, pero no fue así. No se trataba de lo impensable de hacer acto de una muerte preanunciada. Auschwitz es el límite mismo de aquello que algunos seres humanos pueden llegar a idear, planear, pensar, proyectar y enese caso, actuar, en términos para los cuales no se encuentran palabras conocidas.

Escuchamos allí hablar de cinismo, pero los cínicos fueron escuela y tenían ideas válidas y nobles, a pesar de su estilo.

Oímos acerca del sadismo, pero el sadismo está constituido por actos individuales fundados en el pacto fundamental entre el polo sádico y el polo masoquista. Nada de eso es válido....
tracking img