El pacto eterno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1066 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PACTO ETERNO

Himno inicial

Romanos 5:8.- Pero Dios demuestra su amor hacia nosotros, en que aun siendo pecadores, Cristo murió por nosotros.

-Papá, ¿Por qué debo amar a Jesús? Preguntó cierto día un pequeño a su papá. Tratando de encontrar una respuesta que satisficiera la curiosidad del niño, le pregunta el padre: -¿Tú quieres a papá? -Claro que sí, respondió, -Pero¿pensaste alguna vez porque quieres a papá? A lo cual el niño respondió –Porque tú me quieres a mí.

El amor tiene el extraño poder de cautivar. El amor engendra amor; y una de las grandes verdades bíblicas es que Cristo nos amó de tal manera que lo mínimo que podemos hacer es amarlo también.

El apóstol Pablo en 1 de Corintios resume en pocas palabras el resultado del amor
1 Corintios13:7…el amor…. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Pero, ¿Por qué el ser humano no consigue amar a Dios? ¿Saben lo que sucede? Tal vez es porque no entendemos lo que El hizo por nosotros. Constantemente decimos que el murió en la cruz para salvarnos, pero me temo que no entendemos plenamente lo que eso significa. Hemos oído esa frase desde niños, que es posible que noshayamos familiarizado tanto con ella al punto de perder su verdadero significado.

Todo comenzó en el Edén, “Dios había creado al hombre a su imagen, a imagen de Dios los creó. Hombre y mujer los creó” 1. Hombre perfecto, sin defectos. Dice la Biblia que “Dios contempló todo lo que había hecho, y vio que era bueno en gran manera”2.
Al crear Dios al ser humano, le dio una orden: (Génesis 2:16-17) “De todo árbol del huerto podrás comer; pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás; porque el día que de el comieres, ciertamente morirás” 3. Esa orden contenía el principio de la retribución; en otras palabras, la obediencia merece vida, y la desobediencia merece muerte. El hombrepecó. Todos nosotros pecamos y, en consecuencia, nuestra recompensa debía ser la muerte. Teníamos que morir. “La paga del pecado es la muerte” 4, pero sucede una cosa, el ser humano no quiere morir. Clama, pide perdón. Le dice a Dios: “Padre, perdóname”. “Padre, yo pequé, merezco morir pero, por favor, no quiero morir”. Esta súplica del hombre le crea un conflicto a Dios, porque el es Dios, y supalabra no cambia. Si el hombre pecó, tiene que morir, pero Dios ama al ser humano, y no puede permitir que el hombre muera. ¿Qué hacer? Si hubo pecado, tiene que haber muerte.

El hombre no quiere morir; en ese caso, algún otro tiene que morir. Alguien tiene que pagar el precio del pecado en lugar del ser humano.

Pero el amor divino, la Deidad completa había trazado un plan mediante elcual el hombre podría ser redimido. La quebrantada ley de Dios exigía la vida del pecador, y es ahí donde aparece la figura majestuosa del Hijo.
Cristo intercede ante el padre en favor del pecador, mientras todo el cielo esperaba los resultados con tan intenso interés; sin embargo fue una lucha aun para el mismo Rey del universo, entregar a su Hijo a la muerte por la raza culpable. Pero, “detal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en El cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.
Los mismos ángeles se ofrecieron como sacrificio por el hombre. Pero la vida de un ángel no podía satisfacer la deuda; solamente aquel que había creado al hombre tenía poder para redimirlo.
Así que El Hijo se acerca al Padre y le dice: “Padre el hombremerece la muerte porque pecó, pero recuerda el plan que trazamos, recuerda aquel pacto que hemos realizado desde los tiempos eternos, por eso, antes de cumplir la sentencia quiero ir a la tierra como hombre y vivir con él; quiero asumir su naturaleza, quiero experimentar sus conflictos, sus tristezas, sus alegrías y sus tentaciones”.

La primera indicación que el hombre tuvo acerca de su...
tracking img