El paraiso escondido detras de la desgracia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 55 (13646 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 23 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1

2

El Paraíso Escondido Detrás de Nuestras Desgracias

3

4

El Paraíso Escondido Detrás de Nuestras Desgracias
AUTO AYUDA AUTOBIOGRÁFICA

Rudy Spillman

5

Este libro no podrá ser reproducido ni total ni parcialmente, sin el previo permiso escrito del editor. Todos los derechos reservados. © 2007 Standard Copyright License ISBN N° 978-965-90580-6-8 ‫מסת"ב‬ Registrado enla ciudad de Bnei Barak, Estado de Israel, con fecha 25 de julio del año 2007.

Sitio Lulu http://www.lulu.com/es Blog Lulu del Autor http://stores.lulu.com/rudyspillman Blog del Autor: "Libro Abierto" http://libroabiertorudyspillman.blogspot.com Domicilio de Correo Electrónico del Autor rudyspillman@gmail.com

6

“Es a través de la última de nuestras desgracias que conoceremos el paraísodefinitivo.”
R.S.

7

8

Prólogo
Todas nuestras desgracias en la vida, pequeñas o grandes, llevan un paraíso escondido detrás de ellas. Esto sucede siempre sin excepción. Pero no siempre lo sabemos ver. Cuando una desgracia nos sucede, en ese momento quedamos muy abstraídos por el dolor y el sufrimiento como para poder descubrir alguna ventaja en lo sucedido, algún paraíso detrás de lamisma (entiéndase por desgracia la tonalidad emotiva personal que cada uno de nosotros le pondremos al hecho). Para un niño, la rotura de su camioncito puede constituir una desgracia, mientras que a un adulto a veces, la muerte de un ser querido le traerá alivio. Dos hermanos pierden a su padre en un trágico accidente. El hijo que lo amaba lo llorará mientras que el que lo odiaba festejará sumuerte. El hecho o situación externa es la misma. No es ni deja de ser una desgracia. Ésta sólo puede ser creada dentro de cada uno de los individuos. Los hechos externos se viven en forma personal, subjetiva. Por eso es que no pocas veces, un mismo hecho puede significar una desgracia para una persona y una alegría para otra, como en el ejemplo de referencia. Las desgracias así como las alegrías seencuentran siempre dentro de uno mismo y nunca fuera. Pero es la paciencia el don de los sabios, una de las lecciones más provechosas y que siempre da resultado. Es a través de la paciencia, la espera y la observación que la persona podrá ente9

rarse, si lo desea, de los beneficios encubiertos en aquella desgracia. Quizás la palabra beneficio no sea la más feliz a estos propósitos. Respuestasaparecerán si uno sabe esperar y observar. Estas pueden ser más o menos inmediatas, pero siempre llegan. A veces nos explican que la desgracia vino a evitar un mal mayor. Otras, simplemente expresan que la desgracia no fue tal, sino todo lo contrario: un hecho positivo que vino a despejarnos el camino hacia metas superiores. Pero suele ocurrir que entre el momento en que los hechos ocurren y elmomento en que se nos devela su verdadero significado, transcurre un tiempo, a veces muy largo, en el que no solemos apreciar las situaciones con claridad. Es el tiempo en que todo se nos confunde y nos sumergimos en el dolor por lo acontecido y el temor frente a la incertidumbre del futuro. Sin llegar a extremos emocionales como los de los casos más arriba mencionados, solemos vivir día a díasituaciones no deseadas aunque éstas se encuentren lejos de ser consideradas por nosotros mismos como desgracias, pero que hubiésemos querido que sucedieran o finalizaran de otra manera. También en estos casos se aplican los mismos principios. Sólo deberemos esperar y observar plenamente concientes de lo que hacemos, durante todo el tiempo que nuestra paciencia nos permita esperar y recibiremos en algúnmomento y a través de la concreción de otro hecho, los motivos del porqué aquella situación terminó de la manera que lo hizo, mostrándonos claramente los beneficios

10

superiores alcanzados y que el desenlace final fue el más ventajoso para nosotros. Éste es un libro sobre auto ayuda, el que como tal ofrece un método. Pero es el lector el que, si se siente satisfecho con las explicaciones...
tracking img