El prisionero de arnkleizar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (809 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Francisco Rodríguez Arana
10 de septiembre de 2009

Al abrir los ojos sintió el frío acero que le ataba al techo. No tenía punto de apoyo. Un
fuerte dolor de cabeza le recordó la paliza que habíarecibido. La nueva mazmorra era tan
oscura que la única luz que tenía parecia un suspiro moribundo. El lugar era nauseabundo.
No se sabía si el hedor provenía de algún cuerpo en descomposición o sila misma celda era
la que se envolvía en la putrefacción del olvido, del desenfreno, de la mutilación y
aberración humana. Artreo notó que por su cuerpo aún manaban hilillos de sangre fresca.
Casitodos provenían de su cuerpo.

Poco a poco la memoría se le fue aclarando. Recordó a Zür, el viejo astuto y loco,
quien había intentado el fallido escape. Ante sus ojos vio al carcelero.-Maldito Gestrartut –gritó Artreo con desesperación, venganza, odio e impotencia.

Gestrartut había logrado descubrir las intenciones de Artreo, motivado por Zür, para
escapar de aquella prisión deArnkleizar. Él mismo había vigilado cada movimiento del
viejo Zür para asegurarse de que no escaparían. Sabía muy bien que la mujer de Artreo era
una de las más hermosas de toda la costa. Él tenía queconseguirla. No se le podía resistir.
Utilizaría todas sus artimañas para tenerla entre sus brazos y poder así gozar del poder que
tenía sobre los prisioneros.

Además, Gestrartut conocía que elviejo Zür no hablaba del tesoro en vano. Había
cierto brillo en los ojos del loco que sólo centellea en los cabales de un sensato.

Artreo recordó el frío que arropó su cuerpo unas horas antes, todoestaba planeado. La
luna rutilaba en lo alto y las estrellas titilaban con ojos de buen augurio. Las lozas estaban
gélidas pero firmes bajo sus pies desnudos. Zür le daba las últimas indicaciones.El golpe fue seco y sordo. Los barrotes habían cedido. Del rostro del viejo loco salió
una sonrisa, mostrando los pocos dientes que le quedaban. Con un gesto indicó a Artreo que
lo siguiera....
tracking img