El rey de babilonia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3709 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El hombre más rico de Babilonia

En la literatura relata que en la antigua Babilonia existía un hombre muy rico de nombre Arkad, nos dice que su inmensa riqueza, hacía ser la admiración de todo el mundo. Ayudaba generosamente a la gente pobre. Era espléndido con todos los de su familia, al igual el gastaba mucho en su personalidad, pero su fortuna se aumentaba cada vez cuando transcurría cadaaño más, sin tener que preocuparse con lo que gastará.
Posteriormente nos cuenta la historia, donde se desenvuelve todo el pasaje que llegaron unos amigos de la infancia que fueron a verlo y le dijeron:
-Tú, Arkad, eres más afortunado que nosotros. Te has convertido en el hombre más rico de Babilonia mientras que nosotros todavía luchamos por subsistir. Tú puedes llevar las más bellas ropas yregalarte con los más raros manjares, mientras que nosotros nos hemos de conformar con vestir a nuestras familias de manera apenas decente y alimentarlas tan bien como podemos.

Sin embargo, en un tiempo fuimos iguales. Estudiamos con el mismo maestro, jugamos a los mismos juegos. No nos superabas en los juegos ni en los estudios. Y durante esos años no fuiste mejor persona que nosotros, y porlo que pensamos, no has trabajado más que nosotros. ¿Por qué entonces te elige a ti la suerte para que puedas gozar de todas aquellas cosas buenas de la vida y a nosotros, que tenemos las mismas virtudes, no nos llega la mis suerte. Y luego él les dijo, -Si no habéis conseguido con qué vivir de manera sencilla desde los años de nuestra juventud, los regañó Arkad-, es que ustedes han olvidadoaprender las reglas que permiten acceder a la riqueza, o también puede ser que no han observado lo suficiente para que la ignoren.

“La Fortuna Caprichosa” es una diosa malvada que no favorece siempre a las mismas personas. Todo lo contrario, lleva a la ruina a casi todos los hombres sobre los que ha hecho llover oro sin que hicieran esfuerzo alguno. Hace actuar de manera desordenada a losderrochadores irreflexivos que gastan todo lo que ganan, dejando tan solos de apetitos y deseos tan grandes que no puedan saciarlos. En cambio, otros de a los que favorece se vuelven avaros y atesoran sus bienes por miedo a gastar lo que tienen, pues saben que no son capaces de reponerlo. Además, siempre temen ser asaltados por ladrones y se condenan a vivir una vida vacía, solos y miserables.Probablemente existen otros que pueden usar el oro que han ganado sin esfuerzo, hacerlo rendir y continuar siendo hombres felices y ciudadanos satisfechos, sin embargo, son pocos, solo los he escuchado.

Piensen en aquellos hombres que repentinamente han heredado fortunas y díganme si esto que les digo no es cierto. Sus amigos pensaron que estas palabras eran verídicas, pues sabían de hombres que habíanheredado fortunas. Le pidieron que les explicara cómo se había convertido en un hombre tan próspero. Y les contó: En mi juventud --continuó-, miré a mí alrededor y vi todas las buenas cosas que me podían dar felicidad y satisfacción, y me di cuenta de que la riqueza aumentaba el poder de esos bienes. La riqueza es un poder, la riqueza hace posible muchas cosas, permite amueblar una casa con los másbellos muebles, permite navegar por mares lejanos, permite degustar finos manjares de lejanos países, permite comprar adornos del orfebre y del joyero, permite, incluso, construir grandiosos templos para los dioses, permite todas esas cosas y aún muchas otras que procuran placer a los sentidos y satisfacción al alma.

Cuando entendí todo eso, me prometí que yo tendría mi parte de las cosas buenasde la vida, que no sería uno de esos que se mantienen al margen, mirando con envidia cómo los otros gozan de su fortuna. No me conformaría con ropas menos caras que sólo serían respetables, no me contentaría con la vida de un pobre hombre. Al contrario, estaría invitado al banquete de las buenas cosas, siendo, como ya saben, el hijo de un humilde comerciante, y miembro de una familia numerosa,...
tracking img