El rey nimph

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 370 (92252 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

EL REY NYMPH
Atlantis Libro 3

Entra en un mítico mundo de dragones, demonios y Nymphs… entra en un mundo de oscura seducción y poderosa magia… entra en Atlantis.
Él es Valerian, el más oscuro seductor hombre jamás creado. Él abraza cada aspecto de su sensualidad, revelándolo en sus eróticos poderes. Ninguna mujer puede resistir su potente encanto…hasta que se topa con la cínicaShaye Holling de la época moderna de la tierra. El hambre de Valerian por Shaye es profunda como el alma… ella es para ser ofrecida a sus hombres…
Mientras Shaye clama no querer nada que ver con el poderoso señor de la guerra cuyo toque es igual que el fuego, se siente inexplicablemente atraída por él. Bajo el arrogante guerrero tiende un complejo y poderos hombre. Un hombre al que está encontrandodifícil resistir…

CAPÍTULO 1

Atlántida

Al amanecer, Valerian, el Rey de los Nimphs, se desenmarañó de la mujer desnuda que dormía a su lado... sólo para descubrir que sus piernas estaban entrelazadas con otras dos mujeres desnudas, que dormían.
Con una somnolienta sonrisa, volvió a recostarse en la suavidad de la cama, las oscuras hebras de cabello femenino cayéndoleencima de su hombro. Los sedosos zarcillos rojos flotaban sobre su estómago, entrelazándose con gracia con los mechones rubios de otra mujer. La satisfacción ronroneaba dentro de él.
Sólo había cuatro mujeres en la residencia, y las cuatro eran deliciosamente humanas. Completamente sexuales. Cautivadoras. Hacía algunas semanas, justo después de que su ejército hubiese tomado el control de esafortaleza, las mujeres habían entrado accidentalmente a través de un portal que las condujo desde el mundo de la superficie. Los dioses le debían haber sonreído una vez la víspera porque tres de ellas habían encontrado la manera de meterse en su cama.
Él sonrió lentamente, y su mirada fija viajó sobre las saciadas bellezas que dormían tan pacíficamente alrededor de él. Eran altas, voluptuosas ybronceadas, con rostros que rozaban los límites que iban de audazmente valiente a claramente encantadoras.
Como fuera que se vieran, a él no le preocupaba. Amaba a las mujeres. Amaba su poder sobre ellas y no se avergonzaba de ello. Ni se arrepentía. Oh, no. Él disfrutaba. Paladeándolas. Saboreándolas.
Devorándolas.
Aunque ninguna en particular hubiera sido más que un deliciosopasatiempo, él adoraba cada deliciosa pulgada de ellas. Su dulce blandura, sus entrecortados gemidos. Sus decadentes sabores. Adoraba la manera en que sus piernas se apretaban alrededor de su cintura, o cabeza, y le daban la bienvenida al paraíso, permitiéndole un gentil deslizamiento o una dura penetración, cualquiera que fuera a preferir en ese momento.
Mientras estaba allí tendido, la luz sedescolgó como delgados dedos desde el techo de cristal, acariciando todo lo que tocaba y bañando a sus compañeras en una neblina de brillantes sombras y brillante luminosidad. El deseo perfumó el aire, casi palpable en su embriagador aroma. El calor irradió de cada uno de los cuerpos femeninos, tejiendo un capullo peligrosamente seductor alrededor de ellos.
Sí, se conducía en una dulce, dulcevida.
Las mujeres sólo tenían que mirar a Valerian para desearle. Oler su eróticamente seductora fragancia para prepararse a sí mismas para su placer. Oír su ronca voz, tan rica como el vino para desnudarle. Sentir una sola caricia de las yemas de sus dedos para hacer erupción culminando una y otra vez y rogar por más. Él no se jactaba sobre eso; simplemente era un hecho.
En ese momentola mujer con el pelo de cuervo se movió y descansó su pequeña y delicada mano, en su pecho. ¿Janet? ¿Gail? No estaba seguro de su nombre. En realidad, no podía recordar ninguno de sus nombres. Ellas eran cuerpos, en una larga fila de muy placenteros cuerpos en los cuales encontraba solaz; hembras que habían elegido con impaciencia dejarle entrar.
—Valerian —jadeó la de pelo oscuro, un...
tracking img