El sindrome de bolivar (socialismo o capitalismo)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3006 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FACULTAD DE CIENCIAS ECONOMICAS Y SOCIALES
ESCUELA DE ADMINISTRACION DE EMPRESAS

[pic]

“Capitalismo o Socialismo no existen terceras vias”

[pic]

Autor: Silva, Yovanny
C.I.: 13.940.021

Caracas, Julio 2010

La palabra síndrome cuyo origen Griego syndrome, quiere decir simultaneidad, especifica un conjunto de factores simultáneos que causan un determinado efecto.Simón Bolívar es el venezolano de todos los tiempos que mayor y más alta proyección ha alcanzado en la historia universal, la grandeza de Bolívar fue real y ha mantenido hasta hoy la admiración universal. Pero, como es lógico, debemos tener presente que fue un grande hombre dentro de las circunstancias espacio-temporales en las que transcurrió su existencia, finales del siglo XVIII y comienzos delXIX. Es dentro de ese contexto en el que resalta su grandeza y donde debemos estudiarlo para poder comprenderlo como parte importante de nuestra historia patria. La grandeza histórica de Bolívar es manipulada por Hugo Chávez Frías, para inflar con el nombre del héroe el globo sin aire de su presunta REVOLUCION. El presidente no tiene en cuenta que Bolívar pertenece a un mundo histórico,caracterizado y moldeado por circunstancias de tiempo, de espacio y de modo de suceder la vida, que le son propias, que fueron y ya no son; y que no se pueden transferir a otro tiempo, a otra época histórica. Por lo tanto si nos traemos a Bolívar a nuestro mundo, que guarda 200 años de diferencia con el suyo, lo natural y lógico es que gran parte de su figura histórica, vale decir su ser como persona, supensar y su hacer, resulte hoy anacrónica, fuera de tiempo y de circunstancias. Bolívar está muerto y no va a resucitar, por lo tanto no puede hacer en nuestro mundo histórico lo mismo que en su tiempo hizo en el suyo. Generación tras generación los venezolanos nos hemos condenados a emular a nuestros próceres y mientras tanto en nuestra Republica se ha implantado una nueva casta político militar,que con sus decisiones cada vez mas herradas que esta empeorando cada vez mas como país subdesarrollado que somos, mientras que la idea es salir de esta ignorancia que nos tiene no a todos pero si a muchos de manera muda ante tanto daño causado a nuestro país.

Nuestro principal obstáculo en el largo camino del desarrollo nacional es de carácter cultural. Nos hemos convertido en enemigosde nuestro propio desarrollo y progreso. La mentalidad del venezolano está muy lejos de llevar en alto los valores de responsabilidad, ética, seriedad, preocupación y trabajo. Venezuela, a pesar de contar con un extraordinario potencial, tiene un 80% de sus habitantes en situación de pobreza. No han sido suficientes todos los recursos obtenidos del petróleo para construir una nación próspera, dondela mayoría de sus ciudadanos alcance un nivel de vida adecuado y nadie tenga negado el acceso a la salud, la educación y la justicia. Sin embargo, nosotros mismos hemos sido culpables de que nuestra nación se esté cayendo a pedazos en este momento. Por un lado, una gran parte de nuestros líderes políticos (incluyendo los de la mal llamada V República) han sido incompetentes para conducir alpueblo hacia un futuro mejor, El sistema socialista solo conduce a la concentración de todo el poder político en manos de un partido único (o caudillo), a la acumulación de todo el poder económico en el Estado y a la pérdida de las más elementales libertades ciudadanas, como lo prueba el colapso de la URSS y sus satélites europeos y como quedará en evidencia nuevamente cuando desaparezca la dictadurasocialista en Cuba. Han perdido la oportunidad histórica de convertir a Venezuela en una potencia regional. También debe recordarse que esos políticos provienen del mismo medio que el resto de los venezolanos, y los hemos llevado con nuestros votos hasta donde están gracias a un sistema democrático que parece ser una de las pocas cosas buenas que nos quedan todavía. Hemos caído en un círculo...
tracking img