El sombrero magico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1239 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
luis angel sanchez sanchez
espero que nadie me robe mi cuento porque me costo mucho pensarlo

El sombrero mágico
Había una vez una niña que había nacido en un hogar muy pobre. Su padre,
campesino, había muerto hacía unos años y su madre por más que trabajaba, día
y noche sin descanso, a veces no podía dar a sus hijos lo mínimo indispensable.Desde pequeña, Maria quería tocar el violín. Soñaba con tocar en grandes
orquestas y ser famosa.Este sueño parecía imposible de alcanzar, pero María no
se daba por vencida. Todos los días caminaba dos horas hasta el pueblo para ver
a Don Mario, un anciano coleccionista de antigüedades que le prestaba su viejo
violín para que aprendiese atocarlo.No había lluvia, frío o calor que detuviese a la
joven y sus ganas de practicar el violín. Todas las tardes –puntualmente- se
presentaba en el negocio de Don Mario a recibir feliz las clases que éste le
daba.Fue así que aprendió a tocar muy bien el instrumento. Don Mario, quien se
había encariñado mucho con la joven, un día le dijo:
– Este violín es más tuyo que mío ahora, ya no mepertenece. Sólo en tus manos
cobra vida, te lo regalo.Era tanta la emoción que María sentía. que el violín
temblaba en sus manos y no pudo decir nada. El anciano continúo:
– He visto tu esfuerzo desde pequeña y tu gran sacrificio por lograr tu sueño. Esta
es mi humilde ayuda para que puedas lograrlo.María agradeció a su amigo tan
generoso regalo y corrió a su hogar a contarle a su madre.Mientras corría pensó
que, teniendo ya su propio violín, podía tocar en las calles del pueblo a cambio de
algunas monedas. De esa forma podría ayudar a su familia.Su madre se alegró
mucho cuando María le mostró su violín, que si bien viejo, era nuevo en su hogar
ahora.
– Hija querida – dijo su madre un poco triste – ya quisiera yo que no tuvieras que
hacer esto, pero es tanta la necesidadque hay en este hogar, que mucho
agradezco tu ayuda. Te daré un sombrero mío, el único que he tenido en la vida y
que me lo regaló una buena señora, tal vez te traiga suerte y con él puedas juntar
muchas monedas.
Luego agrego:
– Siempre te ayudaré hija, de la manera que pueda, siempre estarécontigo, no lo
olvides. Te amo con todo mi corazón y créeme, de un modo u otro, siempre estaré
presente para ti. La muchacha iba todos los días al pueblo con su violín y el
sombrero de su madre. Era un sombrero muy bonito que tenía unas flores de
colores y plumas como adorno. Curiosamente, la plumas siempre estaban limpias
y el tiempo no las había deteriorado. No era demasiado el dineroque María juntaba
tocando el violín, pero por poco que fuese, era muy bienvenido en su humilde
hogar. Pasó el tiempo y su madre enfermó y murió tomando las manos de su hija y
repitiendo las palabras que antes le dijera :“de un modo u otro, siempre estaré
contigo”. Siendo ahora el sostén del hogar, la niña redobló sus esfuerzos para
mantener a su familia y decidió visitar pueblos vecinos yasí juntar más dinero. Un
día de tormenta, el sombrero voló de las manos de María y desapareció.
Desesperada, lo buscó por todo el pueblo, pero su búsqueda fue inútil.
Desconsolada, se sentó a llorar en el camino. Así pasó la tarde, abrazado a su
violín, hasta que una señora que por allí pasaba se detuvo frente a ella.
– Pareces realmente muy triste niña ¿qué te ha ocurrido?
María lecontó acerca del sombrero que su madre con tanto amor le había
regalado y que lo había perdido para siempre, también le contó acerca de la
pobreza de su familia y de cómo se ganaba la vida para ayudar en su hogar.La
señora era una persona extraña, parecía no tener una edad definida, su voz daba
la impresión de provenir de otro lugar. Era alta, delgada y llevaba puesto un
sombrero muy...
tracking img