El tango más que una moda es un estilo de vida para los antioqueños

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1222 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El tango más que una moda es un estilo de vida para los antioqueños

A comienzos del siglo xx un volcó absoluto llega a la ciudad de Medellín,que fue tomando fuerza por medio de la radio y el cine, el tango da sus primeros pinitos en la cultura paisa, convulsionando un momento histórico para la ciudad, pues la cultura y el arte cambió totalmente la vida cotidiana de los campesinos y pasó a sereste género una forma de vida de los Antioqueños. El 24 de junio de 1935 sin lugar a duda fue el día en que dejó para todos los amantes del tango un gran dolor y una infortunada perdida pues la muerte de uno de los exponentes más importantes del género, Carlos Gardel, marcó para dejar un gran legado a todos los que por la época admiraron y después de 77 años de su muerte sigue siendo recordadocomo uno de los personajes más admirados y escuchados del tango. Con la muerte de Gardel la propagación de los salones de tango y bares se hizo más eminente, para la muestra un botón nace el Salón Málaga, dando así la cultura del tango más que una moda es una forma de vida para quienes les apasiona y siguen día día escuchando los clásicos y recordando con sus viejos amigos los grandes éxitos de esteexponente del género tanguero. Quizás yo no soy una mujer muy interesada por el tango pero la curiosidad por saber que pasaba con este género y su cultura me llevo una mañana a conocer este mundo que depronto no me era muy familiar. Una mañana saliendo de la estación San Antonio del metro en el centro de Medellín, en la calle Bolívar en sentido sur a norte entre las calles 45 Amador y 46 Maturínal costado derecho está el Salón Málaga, el ruido de los carros, la llegada del metro, las ofertas del día, vendedores ambulantes son unos de los tantos sonidos que se pueden escuchar desde el Salón. Para mi sorpresa Málaga esta ubicado en un lugar donde puede pasar por desapercibido pues esta rodeado de locales donde venden juguetes y ropa al por mayor. Cuando entre aquél lugar vi como todo cambioen un segundo, pasé de estar en un mundo moderno donde la tecnología, el reggaeton y la moda están en su pleno furor; para devolverme a nuestros antepasados y entrar en el mundo del tango hablando más exactamente de los años cuarenta y cincuenta. Fotos a blanco y negro cubren casi todas las paredes, personajes importantes de la época, imágenes de la Medellín antigua, bailarines de tango osimplemente clientes del

lugar es lo que puedo ver desde que entré, y sin necesidad de preguntar con sólo verlas puedo envolverme en una historia y saber como nace el Salón Málaga. A lo lejos se ve un caballero de aproximadamente 70 años, que al calor de su se tinto lee el periódico sin interrupción alguna y sin importarle lo que pase a su al rededor disfruta de la mañana y de la música. Personasmayores es lo que podemos encontrar en el Salón Málaga en las horas de la mañana, todas sin excepción piden el clásico tinto mientras observan, escuchan los tangos típicos y se encuentran con sus viejos amigos. Entre la música y las antigüedades que hay en el salón desde la puerta se deslumbra un caballero era el típico hombre de la época de mis abuelos, alto, de orejas grandes que se resaltaban,nariz medianamente grande, ojos oscuros, vestido de traje color gris elegante, corbata morada que hacia juego con su pañuelo que tenía en el bolsillo del saco, sombrero café, un anillo de oro en cada una de sus manos y un reloj que era demasiado llamativo, zapatos de cuero vino tinto, camisa de color morado. Fue tanta mi curiosidad que no aguante y tenía que saber quien era este personaje que todossaludaban, al parecer se llama Jairo quien conoce a todas las personas del lugar , en mis pensamientos solo decía “llegó el rey” pues todos por cualquier mesa que pasaba lo miran y lo saludan como si fuera el dueño del lugar, pero para mi sorpresa era uno de los clientes más antiguos del salón, así que me acerqué y le pregunté si me podía sentar con él y me hablara de su vida, con una cara muy...
tracking img