El teatro en medellín

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1002 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lo que se esconde tras bambalinas

“Los poetas construyen castillos en el aire, los locos los habitan y alguien en la vida real cobra el alquiler”, Jordi Sierra Ifabra.

Mediados del siglo veinte, un auditorio oscuro, expectativa, un telón rojo se sube y luces que se encienden, lleno de público el salón espera en silencio el primer asomo de vida , el actor pone un pie en el escenario yempieza la función… esos eran los mejores años del teatro en Medellín.

Ahora, en el siglo veintiuno nuestros artistas pagan el precio más alto por brindar a la ciudad, tras bambalinas y luces, majestuosos espectáculos. En Colombia el panorama cultural no es muy alentador, pues sus constantes precursores arañando presupuestos aquí y allá logran montar grandes creaciones con los más escasos recursos,para que el público pueda ser partícipe de las expresiones del arte. El bolsillo de nuestros actores son los que más sufren pues en el presupuesto nacional solo se le dedica a la cultural el 0,12 por ciento y como muchos de ellos dicen, “hay que hacer milagros”.

EL contraste

Mientras Alberto Sierra profesor de teatro en la Universidad Pontificia Bolivariana tiene todas las garantíaslaborales en cuestión de prestaciones sociales, sistema de salud, pensiones y riesgos profesionales, triste es el panorama de aquellos actores independientes como por ejemplo los de la Casa de Teatro de Medellín, quienes según dice Yazmín Gonzales secretaria y bibliotecaria del lugar no tiene oportunidad de estas cosas, “no, ellos ni siquiera tienen sueldo fijo, hay días en que vienen hasta tres y cuatropersonas a las obras y eso se lo tienen que repartir entre ellos”, argumenta Yasmín. Todos los actores que allí trabajan tienen otras labores por aparte o están estudiando una carrera porque no pueden vivir de lo que les da el teatro.

La Casa de Teatro de Medellín fue fundada por Gilberto Martínez, un médico ahora pensionado que dedica parte de sus ingresos a mantener en pie lo que hace más detreinta años fundo con tantas expectativas, “ yo sí tengo un sueldo fijo, pero es porque Gilberto me lo paga de plata de él” dice Yasmín.

Diferente es el caso del Teatro el Tablado, que figura en el programa de Salas Abiertas de Medellín, fundado hace veintisiete años por Mario Yepes y que ahora cerró sus puertas gracias a que el Municipio decidió crear allí unas oficinas y nombrar a estaantigua casa, lugar donde funcionaba el teatro, patrimonio histórico de Medellín.

“Usted no sabe lo que yo sentí, vea, yo me iba con Mario a comprar las tablas y entre los dos se las poníamos al escenario, ¡hay!, usted no sabe lo que a mí me dio cuando nos dijeron, ‘hasta aquí, esto ya no va más’, y empezaron a levantar las tablas una por una, a desarmar el escenario y todo lo que teníamos”,cuenta con nostalgia Diana Betancur directora del teatro.

Es incierto el futuro de este teatro, que como diana cuenta cumplía con todos los requisitos exigidos por el Ministerio de Cultura en el programa de Salas Abiertas, el teatro era un importante gestor en la labor teatral con difusión y proyección de hasta ciento trece obras anuales, talleres de títeres, clases de actuación y otras actividadesde gran aporte cultural.

El Teatro el Tablado aún sobrevive en el corazón de sus integrantes, que aunque no tienen una sede propia donde proyectar su última creación Cenicienta, con gran esfuerzo se niegan a dejar lo que han construido con tanta pasión, “¿que cómo estoy haciendo?, ando de préstamos personales, mirando aquí y allá a ver como hago para sacar esto adelante, no sé cómo voy a hacer,pero aquí seguimos”, responde diana.

El apoyo: Programa de Salas Abiertas

En la actualidad, el Ministerio de Cultura tiene varios proyectos que responden a la labor del Estado de proteger y estimular las manifestaciones artísticas, como generadoras de riqueza cultural, obligación señalada en el artículo 18 de la carta constitucional de 1991.

Es por esta razón y gracias a la Ley del...
tracking img