El ultimo emperador de china

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1317 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ULTIMO EMPERADOR CHINO

Bien Aisin Gioro Pu-yi estaba destinado a dominar el mundo, tuvo un futuro difícil, pero las circunstancias de su proclamación lo dificultaron aún más, ya que llegó al trono de forma irregulara su corta edad.
Y como en aquellos años, China estaba dominada por potencias extranjeras, en su mayoría occidentales, pero la emperatriz ejercía el poder político de maneraférrea con el apoyo de los generales del Ejército Beiyang.
Pu-Yi permaneció en la Ciudad Prohibida siendo tratado con todo el cuidado y respeto que merecía su rango hasta los 7 años . Como producto de la Revolución Xinhai ese mismo año se formó el Partido Nacionalista Chino o Kuomintang, cuyo líder sería más tarde Chiang Kay-shek.

Al alcanzar la mayoría de edad, Pu-yi no consiguió ganar unaimagen de estadista ni siquiera de gobernante con capacidad de mando, era incapaz de gobernar la Ciudad Prohibida, permitirle que intentara hacer lo mismo con el país sería una locura.
El emperador destronado estuvo por un tiempo en la Residencia del Norte, en una situación que no podía continuar por mucho tiempo a causa de la tensión con el gobierno provisional revolucionario, mientras que veía cadavez más factible su vuelta al trono apoyado por las potencias extranjeras. Así, se escapó al poco tiempo al Barrio de las Legaciones de Pekín, una zona donde las autoridades chinas no tenían ningún poder y que, ante los temores del recién exiliado de sufrir un atentado, le podía ofrecer seguridad. De allí pasó a Tianjin, la ciudad costera más cercana a Pekín que también era una concesióninternacional donde, aunque ya había sido privado de título por la república, pudo seguir apoyando conspiraciones

Su idea era que todo lo extranjero era bueno y que lo chino era malo y la única excepción que llegó a ver fue, precisamente, el sistema imperial que él debía restaurar.
La principal decisión tomada por Pu-yi fue incitada, precisamente, por los japoneses. Pu-yi apostó por Japón y viajó aMukden, la capital de la Manchuria ocupada por Japón.

La apuesta le salió bien por un tiempo. A pesar de que el ejército japonés se resistió en un principio, Pu-yi consiguió de nuevo su sueño dorado y, por fin, en el año 1933, el gobierno japonés le reconoció como Emperador del Manchukuo, el estado marioneta al servicio de Japón.
Prisionero de las tropas soviéticas a partir de 1945, Pu-yiempezó desde entonces lo que denomina su segunda vida. En 1950 regresó a China, y al ser uno de los muchos prisioneros que recibió las tácticas de reeducación en las que todo el comportamiento y reflexión formaba parte de discusiones entre grupos de trabajo que debían autoinculparse. Y bien recibió un indulto y pudo incorporarse a la sociedad, trabajando como jardinero en el jardín Botánico de laAcademia Sínica. Se “restauró” de la forma menos pensada: especializándose en plantas tropicales.

China y el siglo XIX
El siglo XIX estuvo caracterizado por un rápido deterioro del sistema imperial y un crecimiento continuo de la presión extranjera desde occidente.
El primer problema grave se dio cuando las relaciones comerciales entre china y Gran Bretaña comenzaron; ya que los Británicosestaban ansiosos por expandir sus contactos comerciales.
China pensaba que las relaciones internacionales debían ser un sistema tributario. Por otro lado los chinos estaban ansiosos por detener el comercio del opio.
En 1839 oficiales chinos confiscaron y destrozaron grandes cantidades de opio en barcos británicos en el puerto de cantón. Los británicos se negaron a restringir aun mas la importacióndel opio.
La primera guerra del opio termina en 1842 con la firma del tratado de nanjing. El tratado garantizaba a Gran Bretaña las prioridades comerciales que buscaba. Los 2 siguientes años Francia y Estados Unidos obtuvieron tratados iguales.
Se firmaron nuevos tratados en tuanhun en 1858, que extendieron las ventajas occidentales. Cuando el gobierno de Pekín sé negó a ratificarlos una...
tracking img