El yoismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6088 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Yoísmo, el positivismo, y la Cruz
“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6: 33)

***
Desde unos años a esta parte, y debido en gran manera a la influencia occidental en el mundo eclesial, diversos vocablos y conceptos han aparecido, provenientes de la Nueva Era, de la psicología moderna y de otras fuentes alternas ysubalternas. Palabras como “líder de éxito”, “prosperidad integral ”, “pensamiento positivo y negativo”, “paradigma”, “visualización”, “regresión”, “confesión positiva”, “actitud mental positiva”, por mencionar unas pocas aquí a voz de pronto, son ahora mismo muy comunes en los púlpitos cristianos mediáticos o no, en los libros, en las conferencias, congresos, etc. pero desconocidas en la Biblia. Se nos haabierto ante nuestros ojos una nueva manera de entender el Evangelio...nueva, pero abiertamente falsa (Gl. 1: 8, 9).

1. El Yoísmo y la Cruz Una de esas afirmaciones que corren por casi todos los medios de comunicación y expresión cristianos, es cuando se asegura que los problemas del hombre parten de una deficiente imagen de sí mismo. Decenas de libros de psicólogos cristianos, e innumerablesmensajes desde toda clase de púlpitos confesionales, radio, televisión, conferencias, congresos, etc. promueven y alientan la tremendamente popular, pero así mismo antibíblica, teoría de que la principal necesidad del hombre, y aun del creyente en general, es combatir la terrible pandemia del “síndrome de la deficiente imagen propia”, también llamada “falta de autoestima”. La Biblia enseña otracosa. Enseña que el problema de base del hombre, se llama pecado, y el remedio es exclusivamente la cruz.

En realidad, a lo que apuntan esas terapias pseudo psicológicas, es a la exaltación del “Yo”, lo que llamaremos “Yoísmo”. El “Yoísmo”, en realidad, pretende acallar la conciencia del individuo, invitando a éste a centrarse en sí mismo, y sumergiéndole en el pozo sin fondo del ego-centrismo.Uno puede llegar a ser el centro de todo lo que rodea, y todo está a su servicio. No es más que una doctrina humanista, ajena a la Santa Palabra, pero está inundando el seno eclesial, y por supuesto el mundo entero. Dice así Dave Hunt en su apreciado libro “Más allá de la Seducción”: “Uno de los principales propósitos de la Biblia es corregir la elevada opinión que el hombre tiene de sí mismo, peroestá siendo en la actualidad interpretada por líderes cristianos como buscando precisamente lo contrario. ¿Cómo puede ser que unas criaturas cuyo pecado capital es que piensan demasiado bien acerca de sí mismas se hayan convencido de que su problema en realidad es una deficiente autoestima? (1)

“La Cruz es lo que hace la diferencia entre la muerte eterna o la vida eterna; para entrar en lavida, hemos de morir a nosotros mismos; ese es el efecto de la cruz” Cuando uno está demasiado pendiente de sí mismo, sea porque se ve superior, o lo contrario, porque se compara con los demás y se ve inferior, está practicando el “Yoísmo”, es decir, la expresión del egocentrismo. Muchos de los medios de divulgación cristianos, a través de sus enseñanzas, están esparciendo ese estímulo yoísta, asaber: autoaceptación, autoestima, imagen propia, egotismo, amor propio, autoconfianza (2) sin prestar atención a lo que realmente es la clave o base del problema: no la falta de autoaceptación o de estima propia o similares, sino el orgullo, el cual la Biblia le llama: pecado. Fíjense como lo expresaba hace muchos años el pastor Andrew Murray (1828-1927), hombre de Dios, autor de muchos escritos debendición: “El yo es nuestra mayor maldición. Pero, damos gracias a Dios, que Cristo ha venido para redimirnos del yo. Y ahí tenemos la razón por la cual muchos oran por el poder del Espíritu Santo, y consiguen algo, pero ¡muy poco!, porque oran pidiendo poder para la obra, y poder para bendición, pero no oran pidiendo ser librados plenamente del yo” (3) En este sentido, cuán actual es la...
tracking img