Eliphas levi dogma y ritual de la alta magia,2

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 268 (66890 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Eliphas Levi

Dogma y Ritúal de la Alta Mágia

Eliphas Levi

Dogma Y Ritual De La Alta Magia
Segunda Parte El Ritual

Escaneado y Corregido hoy 4 de Junio de 2004 Por Frater Alastor

1

Eliphas Levi 1

Dogma y Ritúal de la Alta Mágia

PREPARACIONES
Toda intención que no se manifiesta por actos, es una intención vana, y la palabra que los represente una palabra ociosa. Es laacción laque demuestra la vida y es también la acción la que manifiesta y comprueba la existencia de la voluntad. Por esto se ha dicho en los libros simbólicos y sagrados que los hombres serán juzgados, no por sus pensamientos y por sus ideas, sino por sus-obras. Para ser es necesario hacer. Vamos a penetrar ahora en el grande y terrible asunto de las obras mágicas. No se trata aquí de teorías ni deabstracciones; llegamos al terreno de los hechos y vamos a colocar en la mano del adepto la varita de los milagros, diciéndole: No procedas solamente según nuestras palabras; obra por ti mismo. Tratase aquí de las obras de una omnipotencia relativa y del medio de apoderarse de los más grandes secretos de la Naturaleza en beneficio de una voluntad esclarecida e inflexible. La mayor parte de losrituales mágicos conocidos son: o mixtificaciones o enigmas. Nosotros vamos a descorrer por vez primera, después dé tantos siglos, el velo del oculto santuario. Revelar la santidad de los misterios es remediar su profanación. Tal es la idea que mantiene nuestro valor y nos hace afrontar todos los peligros de esta obra, la más audaz, tal vez, que haya sido dable concebir y realizar al espíritu humano.Las operaciones mágicas son el ejercicio de un poder, natural pero superior alas fuerzas ordinarias de la Naturaleza. Son el resultado de una ciencia y de una costumbre que exaltan la voluntad humana por encima de los limites habituales. Lo sobrenatural no es otra cosa que lo natural extraordinario, o lo natural exaltado; un milagro es un fenómeno que asombra a las muchedumbres por lo inesperado;lo maravilloso es lo que maravilla, o sea, los efectos que sorprenden a los que ignoran las causas, oque les asignan causas desproporcionadas a los resultados. No hay milagros más que para los ignorantes; pero como no hay ciencia absoluta entre los hombres, el milagro puede, no obstante, existir para todo el mundo. Comencemos por decir que creemos en todos los milagros porque estamos convencidos,por experiencia propia, de su completa posibilidad. No hace falta que nos expliquemos más, sino que los consideremos como explicables. Más o menos o menos o más, las consecuencias son idénticamente relativas y las proporciones rigurosamente progresivas. Sin embargo, para hacer milagros es necesario colocarse fuera de las condiciones comunes de la humanidad. Es preciso abstraerse por la sabiduríao exaltarse por la locura, por encima de todas las pasiones y apartándose o desligándose de éstas con frenesí o por éxtasis. Tal es la primera y más indispensable de las preparaciones del operador. Así, por una ley providencial o fatal, el mango no puede ejercer su omnipotencia más que en la razón inversa de su interés material; el alquimista hace tanto más oro cuanto más se resigna alasprivaciones, cuanto más estima la pobreza protectora de los secretos de la gran obra. El adepto, de corazón sin pasiones, dispondrá por sí sólo del amor y del odio de aquellos sobre quienes quiera servirse de instrumento para la realización de su ciencia; el mito del Génesis es eternamente verdadero y dios no deja aproximarse al árbol de la ciencia más que a hombres suficientemente abstemios y fuertes parano codiciar sus frutos. ¡Vosotros los que buscáis en la magia el medio de satisfacer vuestras pasiones, deteneos en esa vía funesta. No encontraríais en ella más que la locura o la muerte. Esto era lo que antaño

2

Eliphas Levi

Dogma y Ritúal de la Alta Mágia

se manifestaba con el proverbio de que el diablo tarde o temprano acaba por retorcer el cuello a los brujos. El magista debe,...
tracking img