Elucuencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1167 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Elocuencia
La elocuencia (del latín eloquentia) es la capacidad de expresarse en público de forma fluida, elegante y persuasiva. Es una manera de expresar emociones de tal forma que produce convicción o persuasión en el oyente, mediante la lengua hablada o escrita, de una forma llamativa y apropiada.
El concepto de elocuencia surgió en la antigua Grecia. En la mitología griega, Calíope (una delas nueve hijas de Zeus y Mnemósine) era la musa de la poesía épica y la elocuencia. Así mismo, la elocuencia era considerada la forma más elevada de la política por los antiguos griegos.
El término "elocuencia" proviene de la raíz latina loqu o loc que significa "hablar". Así, ser elocuente es tener la capacidad de comprender y ordenar el idioma de tal manera que sea empleado de forma agradabley con gran poder de persuasión.
-------------------------------------------------
Hay que estar muy bien preparado y tener facilidad de palabra para ser calificado de elocuente. Un ejemplo clásico es el de los políticos, quienes usualmente poseen tales condiciones. Otro ejemplo es el caso de los publicistas, en cuyo caso la elocuencia es la clave para la consecución de resultados.-------------------------------------------------

-------------------------------------------------
HISTORIA DE LA ELOCUENCIA
La elocuencia nació antes que las reglas de la retórica, así como las lenguas se formaron antes que la gramática. La Naturaleza da elocuencia al hombre cuando le agitan grandes pasiones o le impulsa un gran interés; el que está vivamente conmovido ve las cosas bajo otro punto devista que los demás hombres: usa rápidas comparaciones y felices metáforas, sin darse cuenta de ello, animando su discurso y comunicando a los que le oyen parte de su entusiasmo. El filósofo Dumarsais nota que hasta el pueblo se expresa por medio de figuras, y que le son comunes y naturales los giros que llamamos tropos. El hombre elocuente consigue que la Naturaleza se refleje en las imágenes conque embellece su peroración. El deseo natural de cautivar a sus jueces y a sus maestros, el recogimiento de su alma profundamente afectada, que se prepara a desarrollar los sentimientos que la excitan, son los primeros maestros del arte.
Esa misma Naturaleza es la que inspira algunas veces improvisaciones vivas y animadas. Una pasión fogosa, un peligro inminente, hieren de repente la imaginación.Por ejemplo, un capitán de los primeros califas, al ver que los musulmanes huían, les gritó: «¿Hacia dónde huís? Por ese camino no encontraréis a los enemigos.» Esa misma frase se ha atribuido a varios capitanes, entre ellos a Cromwell. Las almas fuertes abundan más que las almas delicadas. Rasi, capitán de los musulmanes en la época de Mahoma, al ver desconcertados a los árabes por la muerte desu general Derar, acaecida en el campo de batalla, exclama: «¿Qué importa que haya muerto Derar? Dios está vivo y os contempla; acometed al enemigo.» También tuvo un rasgo de elocuencia el marinero inglés Jenkis, que fue el que hizo decidir la guerra contra España en 1740, que dijo: «Cuando los españoles, después de mutilarme, me querían dar la muerte, recomendé mi alma a Dios y mi venganza a lapatria.»
La Naturaleza, pues, es la que da la elocuencia, y si se dice que los poetas nacen y los oradores se hacen, se dice esto sólo cuando la elocuencia se ve obligada a estudiar las leyes, el carácter de los jueces y el método de la época; la Naturaleza sólo es elocuente a saltos.
Los preceptos nacieron siempre después del arte. Tisias fue el primero que recogió las leyes de la elocuencia, delas que la Naturaleza dicta las primeras reglas. Poco después, Platón dice en su Gorgias que el orador debe tener la sutileza de los dialécticos, la ciencia de los filósofos, la dicción de los poetas, la voz y los gestos de los cómicos. Aristóteles, después de demostrar Platón que la verdadera filosofía es la guía secreta del espíritu en todas las artes, profundizó los manantiales de la...
tracking img