Ensayo filosofico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4307 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Yoban Ordóñez

"ENSAYO FILOSÓFICO SOBRE NUESTRA REVOLUCIÓN CONSTITUCIONAL"

Cunctas notiones et urbes, populus aut priores,
aut singulis regunt. Delecta ex his, et constituta
reipublicae forma, laudari facilius quam evenire.
Tacit., Ann., lib. IV.
El arreglo de los poderes públicos y la combinación de estos mismos en una
constitución más o menos detallada, ha sido en todos tiempos elasunto más
importante que ha fatigado el ingenio de los hombres. Hace más de
dieciocho siglos que Tácito se ocupaba de esta materia y ya en su tiempo
se sospechaba que la forma más perfecta de gobierno, sería aquella que
reuniese la unidad, la popularidad y la aristocracia; aunque entonces se
tenia casi por imposible este feliz resultado. La observación que con paso
seguro aunque lento todo loalcanza; la constancia que todo lo vence y el
tiempo a quien nadie resiste, hicieron conocer a los hombres que esta
feliz combinación, lejos de ser una quimera que deba relegarse a los
países imaginarios, es una cosa muy posible y realizable; y que aquél
famoso político de la antigüedad no se había engañado cuando presumió
seria el invento más feliz que hubiese podido producir el ingenio delos
hombres.
En efecto, el sistema representativo debido a una serie casi infinita de
casualidades imprevistas, apareció ya casi en toda su perfección en las
islas británicas a fines del siglo diecisiete y desde entonces ha
desterrado de mucha y aun acaso de la mayor parte del mundo civilizado,
las antiguas clasificaciones y formas de gobierno, fundiéndolas todas, por
decirlo así, en unatercera, que libre de los inconvenientes a que estaba
sujeta cada una de ellas, reunió todas sus ventajas. Cuando estas ideas se
hicieron populares en el continente de Europa por la revolución francesa,
las voces de aristocracia, democracia y monarquía perdieron toda su
fuerza; nadie se fatigó en sostenerlas ni atacarlas; los gobiernos se
clasificaron en absolutos y representativos y sólo sepeleó ya por erigir
los segundos sobre las ruinas de los primeros. Que el mundo haya
adelantado hasta un grado que no parece concebible con esta clase de
gobiernos, sólo podrá dudarlo quien se halle muy poco versado en la
historia de los tiempos que precedieron a su establecimiento. Esta es ya
una verdad que ha pasado a ser axioma entre los filósofos y políticos y no
entra en nuestro plan eldemostrarla. Baste decir, que si las naciones que
han pretendido adoptar este sistema no han reportado desde luego todos los
saludables efectos que eran de esperarse, esto no ha dependido del sistema
mismo, sino de las alteraciones substanciales que en él se han hecho por
el prurito de mejorarla.
Francia fue la primera que dio este paso indiscreto y los resultados
fueron lo que deberíantemerse: el trastorno de todo el orden social y la
más furibunda y sanguinaria anarquía. Los desengaños que esto produjo la
hicieron retroceder sucesiva y gradualmente hasta fijarse en las
verdaderas bases del sistema y ahora camina a pasos agigantados,
avanzándose rápidamente en la carrera hasta hoy indefinida de la grandeza
y prosperidad social. España, que jamás ha hecho otra cosa que imitar entodo a Francia, a pesar de los desengaños que la revolución debía producir
en ella, adoptó todos sus principios antisociales, copiando casi a la
letra la Constitución de la Asamblea Constituyente y empeorándola en todo
aquello que las Cortes pusieron de suyo. Sucedió lo que debía suceder y
estaba en la naturaleza de las cosas; en las dos distintas épocas que se
ha intentado hacer leyfundamental este código imperfectísimo, la anarquía
más desenfrenada ha hostigado de tal manera a los pueblos, que se han
arrojado como por un impulso maquinal en los brazos del más absoluto
despotismo.
Por desgracia de las antiguas colonias de América, su revolución de
Independencia coincidió con el reinado de la Constitución en la metrópoli
y como era consiguiente, imitaron los errores de sus...
tracking img