Ensayo vi libro de etica nicomaco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1905 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el sexto libro que Aristóteles escribió a su hijo nicómaco, nos hace mención sobre la recta razón, la cual se podría traducir a al castellano actual como rectitud en la razón. Pero hace una advertencia al decirnos que no hay reglas para la recta razón. Y ya habiendo dividido en anteriores libros el alma haciendo mención que hay una parte dotada de razón y otra que es irracional, ahora hace unadivisión semejante con la pare dotada de razón, y da por sentado que hay dos partes dotadas de razón: una con la cual contemplamos aquellos cuyos principios no admiten ser distintos; y otra con la cual contemplemos las cosas que si admiten ser distintas.
Tres cosas contralan los hechos y la verdad en el alma: el sentido, el entendimiento y el apetito (deseo), siendo que los animales irracionalestienen sentido. De entre estas tres el sentido no es el primer principio del hombre; Una prueba de esto es que las bestias tienen sentido, pero no participan en ninguna acción moral. Después compara el entendimiento con el apetito. Lo que en el entendimiento es afirmación y negación, lo mismo es en el apetito el seguir o rehusarse a seguir. Siendo la virtud moral una elección, y la elección unapetito, es necesario por estos motivos que la razón sea verdadera, y el apetito recto para así poder tener una buena elección que apruebe la razón y persiga el apetito. Pero hay que tener en cuenta que nada de lo que ya sucedió es objeto de elección, un ejemplo de esto es la historia pues nadie puede deliberar sobre el pasado, si no solo sobre el futuro por que el pasado no puede no haber sucedido.Ahora bien esta clase de entendimiento es práctico, y consiste en que concuerde la verdad con el recto apetito, por esto no puede haber elección sin entendimiento. Este es también el principio del entendimiento productivo, porque todo el que hace algo lo hace con algún propósito
Establece que son cinco las virtudes por las cuales, el alma alcanza la verdad ya sea afirmándolo o negándolo y son:el arte, la ciencia, la prudencia, la sabiduría y el entendimiento.
Queda claro que la ciencia es un habito demostrativo. Por ello lo que es objeto de ciencia necesariamente existe, y por esta razón es eterno, porque lo que es por necesidad absoluto es eterno, y las cosas eternas son incorruptibles. Además, toda ciencia puede ser enseñada, y todo lo que es objeto de ciencia puede ser aprendido.Por su parte el objeto del arte es hacer existir, es decir, que procura por medios técnicos y consideraciones teóricas que exista una de las cosas que admiten tanto ser como no ser, y cuyos principios están en el producir o no producir, se podría concluir que el arte es un habito productivo acompañado de razón verdadera.

Respecto a la prudencia, parece que lo propio es el poder consultaracertadamente sobre las cosas buenas y convenientes, para el buen vivir. Por lo que podría afirmarse que la prudencia es el saber deliberar. Pero hay que tener en cuenta que no se puede consultar ni en la ciencia ni en el arte, puesto que la ciencia va acompañada de la demostración, y cuyos principios no pueden ser de otra manera. Y en el arte hay perfección cosa que no podemos encontrar en laprudencia. Además en el arte es preferible aceptar una equivocación, mientras que en la prudencia no. Así podemos definir, que la prudencia no es un arte, si no una virtud.
Siendo la ciencia el entendimiento de las cosas universales, y teniendo en cuenta que toda la ciencia es comprobable, y que va acompañada de la razón. Resulta que el entender a la ciencia no puede ser ni ciencia, ni arte, niprudencia. Porque lo que es objeto de la ciencia es demostrable, mientras que el arte y la prudencia atañen a lo que puede ser de otra manera.
Es evidente que la sabiduría es el más riguroso saber de entre los saberes, sin embargo es necesario entender que el que tiene sabiduría no solo conoce las conclusiones de las cosas, si no también la verdad acerca de ellas. Podríamos diferenciar la prudencia de...
tracking img