Escuela medicina enferma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4258 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 21 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Puebla ha cumplido ya, este 6 de junio de 1989, 158 años de existencia sólo interrumpida durante la época del Imperio y la gesta revolucionaria de 1910, amén de otros pequeños lapsos (1). Durante su larga existencia ha producido unos 25 000 médicos y se cuenta como la tercera más activa del país (2) (3). Si bien a partir de 1970 hubo unaexplosión demográfica estudiantil, después de 1984 se ha notado una tendencia franca a la baja, egresando, en la actualidad, unos 300 médicos por año (o una cifra ligeramente inferior) contra más de 700 que lo hacían hace una década.

La Escuela de Medicina de la UAP llegó a tener un sólido prestigio cimentado en la calidad de sus maestros, en la entrega de los alumnos y en el ejercicio médico depracticantías que se hacían en el viejo Hospital General “Dr. Francisco Marín”, hoy casi absorbido por el Hospital Universitario. Era común, hace un cuarto de siglo, que los recién graduados supieran ya tratar quirúrgicamente a sus pacientes. Se les hacía responsables de pisos y de guardias y de la vida y tratamiento de todos los enfermos. El prestigio de la Escuela era reconocido en toda laRepública y allende las fronteras.

Todavía en San José, Costa Rica, funciona una sociedad de médicos egresados de la UAP. De éstos hay en Panamá, Guatemala, Colombia (donde los estudios son restringidos), Venezuela, Nicaragua (antes de la revolución), el Salvador, Honduras, Haití (numerosísima colonia) y hasta en los Estados Unidos y en el Canadá.

Contra todos estos antecedentes uno se pregunta¿qué es lo que ha ocurrido en el seno de la Escuela que haya afectado tanto las cosas que ahora -los egresados: no sepan dar tratamientos correctos en muchas instancias, mal reconozcan las enfermedades, tengan una nula preparación quirúrgica y un deficiente entrenamiento obstétrico, aparte de que declaren, en una buena parte, sentirse con miedo para ejercer los pocos conocimientos que tienen porquese confiesan a sí mismos tremendamente impreparados? ¿Qué es lo que ha ocurrido para propiciar que de cada cinco alumnos que ingresan sólo uno termine su carrera, dando una altísima deserción cercana al 80%? ¿Qué es lo que pasa para que un 85% de los alumnos de semestres superiores sean irregulares? ¿Qué ocurre como explicación para permitir que cualquier irregular alcance a inscribirse en losúltimos semestres cuando debe alguna materia de los primeros? ¿Por qué esa pérdida del control administrativo? ¿Por qué a veces hay vaporización de la enseñanza? ¿Por qué esas fallas? ¿Por qué la ausencia de hábitos de estudio? ¿Por qué la irresponsabilidad, la desatención en la obligación formal para con las materias? ¿Por qué tantos paros y días perdidos’ (el semestre normal, decretado por la SEP,suele ser de un poco más de 180 días al año, en la Escuela de Medicina —y a veces en toda la UAP— han habido años donde apuradamente se ha alcanzado el centenar de días/clase). ¿Por qué la inasistencia de muchos catedráticos? ¿O la incompetencia? ¿O la falta de iniciativas, de ganas para la docencia? ¿Qué es lo que ha venido a hacer que la Escuela de Medicina de la UAP tenga uno de los últimoslugares en cuanto a rendimiento en el examen nacional de residencias médicas, que aunque es un indicador no muy exacto del pulso de nuestro conocimiento, es un indicador al menos? ¿Por qué en 10 años no nos hemos movido prácticamente del lugar número 50 en promedio de aciertos obtenidos en ese examen? (las escuelas de medicina eran 54 en 1976; en 1986 eran 56, y nuestro “rendimiento” no se habíamovido). ¿Por qué las fallas? ¿La frugalidad en el aprendizaje médico? (4).

Este ensayo no tiene todas las respuestas y sí puede contener, por el contrario, algunos sesgos apreciativos importantes. Es claro que lo que aquí escribo puede ser objetado desde muchos puntos de vista. Declaro únicamente que contiene la impresión de alguien que fungió como Coordinador de la Escuela hasta 1986. Los...
tracking img