Esoel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1554 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El G-8 se daba cita esta vez en Génova, Italia, y las muchedumbres anti-globalización no se hicieron esperar para llenar las calles con sus protestas. Presintiendo que habría problemas, el gobierno movilizó a 18 mil agentes de policía, apertrechados con los más modernos equipamientos antidisturbios, para resguardar a los 1.500 delegados y 5.000 periodistas acreditados en la Cumbre. A la hora dela verdad, sin embargo, los policías no pudieron evitar que la multitud de manifestantes –no sólo italianos, sino de otras naciones europeas– quemaran autos, volcaran contenedores de basura y apedrearan vitrinas, rompiendo todo lo que encontraban a su paso.

Las calles aledañas a la ‘zona roja’ – especialmente aislada para la Cumbre – se convirtieron en verdaderos campos de batalla, ya que lapolicía respondió a las agresiones lanzando bombas lacrimógenas. Gritos, lágrimas, y el ruido seco de las detonaciones se confundían en un caos total. El resultado final fue de 170 personas heridas y medio centenar de activistas detenidos.

Como se podrá fácilmente suponer, al finalizar la Cumbre, las noticias que recorrieron el mundo no fueron las de la agenda del G-8, sino las producidas por losdisturbios en los alrededores del Ducale.

¿Por qué tanta protesta?

Las protestas han caracterizado desde hace bastante tiempo las reuniones del G-8, y no sólo de este grupo, sino también de otras organizaciones internacionales que impulsan la globalización, como la OMC (Organización Mundial de Comercio), el FMI (Fondo Monetario Internacional), el Banco Mundial, la Unión Europea, y el BID(Banco Interamericano de Desarrollo). Ciudades como Seattle, Gotemburgo, Quebec, Praga, y Santiago de Chile han sido testigos (y víctimas) de la oposición de grupos enfervorizados, y aun violentos, que han hecho notar su molestia por la realización de tales reuniones.

A la hora de definir el perfil de los manifestantes existe una dificultad no pequeña, porque ellos son un conglomerado heterogéneo,compuesto por ecologistas, nacionalistas, pacifistas, izquierdistas ‘ultras’ y, en fin, defensores de diversas causas y con distintos trasfondos. Incluso más. Un conocido autor peruano –Mario Vargas Llosa– dice que en este movimiento “cohabitan grupos, instituciones e individuos cuyas metas, convicciones y actitudes son absolutamente incompatibles entre sí” 1

Con ocasión de la reunión de BIDen Santiago de Chile, realizada en marzo de este año, los manifestantes eran, en su generalidad, “jóvenes menores de 30 años, sin militancia política, automarginados de los registros electorales y con un anticapitalismo visceral”. 2

Sus protestas van dirigidas –señaló en esa oportunidad Mauro Labarca, vocero de la “Coordinadora contra el BID” en Chile– hacia “las instituciones que promueven esteesquema desigualitario, injusto y violento y que oculta bajo bonitas frases y consignas vacías toda la crudeza que su modelo impone”. 3

Lo único que parece unirles es su rechazo a la globalización, causa para algunos justa, pero para otros, inútil.

Globalización con un doble estándar

En un mundo donde las antiguas fronteras nacionales, culturales e idiomáticas se han ido desvaneciendopor los avances en la comunicación, la ciencia, la tecnología, y por la liberalización de las economías, parece lo más sensato fortalecer los lazos de intercambio y fomentar el desarrollo conjunto.

El concepto “globalización” denomina precisamente esta visión de un mundo interrelacionado y sin fronteras.

La globalización está funcionando, y para muchos, funciona muy bien. Para algunos, como elPrimer Ministro Italiano Silvio Berlusconi, es algo así como la nueva filosofía de Occidente. En su discurso de bienvenida a la cumbre de Génova, Berlusconi afirmó: “Quien se opone al G-8 no combate ocho protagonistas elegidos democráticamente en sus países, sino que combate al Occidente, su filosofía, la libre iniciativa y el libre mercado, ya que tras la caída del imperio soviético y de su...
tracking img