Español

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8600 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“LA LECTURA LIBRE COMO ESTRATEGIA PARA FAVORECER LA EXPRESIÓN ORAL Y ESCRITA EN ALUMNOS DE PRIMER GRADO DE EDUCACIÓN SECUNDARIA”

QUE PRESENTA EL ALUMNO:

GONZÁLEZ ALVAREZ SERGIO
GRUPO: 263
ESCUELA: COLEGIO DE BACHILLERES PLANTEL 9 ARAGÓN
PROFESORA: DANIELA PAOLA ESTRADA LÓPEZ

FECHA: 30 DE JUNIO DE 2010

Í N D I C E .


Página

INTRODUCCIÓN 3JUSTIFICACIÓN 7

ANTECEDENTES DEL PROBLEMA 8

OBJETIVO DE LA INVESTIGACIÓN 8

HIPÓTESIS DE SEGUNDO GRADO 10

FORMULACIÓN DEL PROBLEMA 14

PREGUNTA CENTRAL 16

MARCO TEÓRICO 17

DISEÑO DE TÉCNICAS 18

POBLACIÓN MUESTRA 19

CRONOGRAMA 26

BIBLIOGRAFÍA41

INTRODUCCION

En la era del cableado, la digitalización, los satélites y las revoluciones informáticas; lustros de módem, software y webs, años en los que, infinitas e inagotables, las luminosas y silenciosas fuentes de datos de los nuevos genios de la información han ido tejiendo alrededor interminables mallas de nuevos conocimientos y de viejos olvidos; en estos días, en fin,de bombardeos de imágenes, de teclados y de vértigo, ¿qué función puede tener algo tan tradicional e “incómodo” como un libro?, ¿quién va a tener el tiempo, la paciencia y el reposo que exigen las buenas lecturas?, ¿cómo se puede convencer a los jóvenes de la importancia de la lectura pausada y reflexiva?, ¿cómo convertir a los alumnos de educación básica en lectores competentes y no enanalfabetos funcionales o en meros devoradores de productos subculturales?

Y, quizá, lo más importante, ¿cómo, en nombre de Guttenberg, se ha llegado a esta situación en la que se hace necesario preguntarse incluso por la misma utilidad del libro? y es ya un imperativo hacer entender a los alumnos que dicho objeto es mucho más que el elemento decorativo con el que sus padres suelen llenar algunasestanterías de la salita de estar.
Partiendo de tan desolador panorama, el profesor de Lengua y Literatura se enfrenta a la misión casi imposible de impulsar entre sus alumnos una asignatura cuyo punto de partida y de llegada es la lectura. Y llegamos así la esencia de la cuestión, a la pregunta que todo profesor de lengua se formula, lleno de inseguridad, una y otra vez: ¿como diablos enseño yo aestos salvajes qué es la literatura?, ¿cómo puedo conseguir meterles entre oreja y oreja el amor por la lectura?, o en boca de alguien menos ambicioso: ¿cómo es posible que no entendáis este texto?, ¡no puedo creer que esto os aburra!
¿Soluciones? Desde luego las hay, aunque la mayoría exijan mucha imaginación y más voluntad por parte del profesor.
 
La enseñanza de la lengua y la literatura,como la del resto de materias de educación secundaria, no puede seguir basándose en los antiguos sistemas de memorización de fechas y nombres ni en el consabido recurso de la lección magistral, como tampoco puede evaluar a partir de unas valoraciones basadas en la repetición exacta de las lecciones del manual de curso. Todos estos recursos son sólo una herramienta más de las muchas que puede usarel formador de Lengua, pero para lograr atraer a los alumnos hacia su asignatura tiene que partir de sus propias creencias y convicciones, de una inmutable confianza en los textos que va a hacerles leer y que va a compartir con ellos y de una clara vocación no de enseñar lengua y literatura, sino de mostrar cómo se usa la lengua y cómo se vive y se ama la lectura, porque, como enfatizaba elprofesor Lázaro Carreter, enseñar lengua consiste nada más y nada menos que en enseñar a servirse de la lengua.

La intención final, por lo tanto, el último propósito no debe ser la acumulación de conocimientos literarios, pero tampoco una publicidad engañosa de la literatura. Se trata simplemente de hacer vislumbrar al alumnado las infinitas posibilidades del hábito lector partiendo de una...
tracking img