Esssssss

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4662 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Una interesante historia sobre una pequeña niña y su perro……..
Y el escalofriante suceso que envió a esta pobre niña al manicomio
Todo comienza con una pequeña niña hija única de padres adinerados quienes tomaban el trabajo mas enserio que su hija y por esa razón un día le compraron un perro para tratar de hacer que no se sintiera sola en la enorme casa en la que vivían ya que pasaban lamayor parte del tiempo en viajes de negocios y no podían estar con ella. Un día sus padres tuvieron que salir de noche y dejaron a la niña sola pero por suerte cuando ella se sentía asustada bajaba la mano de la cama para que el perro la lamiera, era como un código entre ella y el perro para sentirse segura, esa noche la niña no coche la niña no conseguía el sueño ya que había estado escuchando ruidosraros toda la noche la niña estaba muy asustada y bajo la baño, y al sentir el tranquilizador lamido de su fiel amigo volvió a dormirse a la mañana siguiente se le helo la sangre al ver un rastro de sangre que levaba al baño y dio un grito de terror al encontrar a su perro crucificado en el suelo y en el espejo un verso en sangre que decía – no solo los perros lamen- cuando llegaron su padresencontraron a la niña tirada en el suelo y no paraba de repetir el nombre de su perro, los doctores dijeron que el perro ya había muerto muchas horas antes de lamerle la mano a la niña la cual no pudo recuperarse del trauma y hasta la fecha esta encerrada en el manicomio.
¿Quién le lamio la mano a la niña debajo de la cama?

Sentada en aquel cuarto llamado “Habitación de Interrogatorios”,Antonia se sentía muy cansada, triste, sin consuelo.
“No se preocupe señora, ya está a salvo, nadie le hará daño aquí. Ahora necesitamos que nos cuente exactamente que ocurrió en aquella casa” dijo el Jefe de Policía.
“Recuerdo que entré en la casa al oír los llantos de los niños:
“¿Que ocurre aquí? ¿Qué os pasa?”
“Que nosotros solos no podemos. Mamá está muerta en la cocina”.
Entré apresurada ydescubrí el cuerpo sin vida de Marta, tumbada en el suelo, boca abajo. No había signos que indicaran qué podía haber ocurrido. Había tanta sangre, me entró angustia, ganas de gritar pero comprendí que los pequeños necesitaban que yo me mantuviese fuerte.
“¡¡Dios mío!! hay que llamar a la policía!” les dije.
“No, no, nos separarán, nos lo dijo mamá, y queremos estar juntos” dijo el hermano mayorque apenas tenía diez años, Roberto.
“No pasa nada pequeño, ellos os ayudarán a encontrar a vuestros familiares más cercanos, os cuidarán y podréis seguir juntos, no os preocupéis” le respondí para tranquilizarlos.
Más que asustados parecían preocupados, me dio la sensación que no tenían miedo, que no les importaba el hecho de que su madre estuviera muerta, pero pensé que se debía al shock queacababan de tener por la situación.
La familia Mata había caído en desgracia hacía un par de años atrás, desde que el padre se había quedado sin trabajo por aquél estúpido mal entendido con su superior. A los pocos meses el bebé había muerto y una semana más tarde falleció el padre”.
Un agente llevó un té caliente a Antonia y una manta mientras que personal de enfermería se dedicaban a hacerle lasprimeras curas de la brecha que presentaba en la cabeza.
“Gracias” dijo Antonia, tomó el té y apoyó la cabeza entre sus manos.
“¿Se encuentra bien? ¿Prefiere descansar un poco?”Le preguntó el Jefe de Policía.
“No, no se preocupe… puedo continuar. Ante aquella situación pensé que lo mejor era llamar a la policía pero no me dio tiempo a coger el teléfono, de repente sentí un golpe seco en micabeza y caí al suelo.
Recuerdo la conversación de los niños:
“Iba a llamar a la policía, nos encerrarían, lo dijiste tu cuando golpeamos a mamá” le recordó Toni a su hermano Roberto.
“Si, pero si ya no podíamos con mamá ahora también tenemos que comernos a la vecina. Acuérdate de que ocurrió con papá, al final olía muy mal y tuvimos que tirar más de la mitad… ahora sí que no vamos a poder…”...
tracking img