Estrategias big cola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6352 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Llegada de Big Cola revive la guerra en el mercado de las gaseosas en Colombia
El mercado nacional de gaseosas tendrá a partir de septiembre, un nuevo competidor.
La compañía peruana Ajegroup pondrá en operación, en Funza (Cundinamarca), la planta productora de refrescos que llevará a los consumidores colombianos la gaseosa Big Cola.
Según el director de asuntos corporativos de la Compañía,Alfredo Paredes, la intención es morder entre el 10 y el 12 por ciento del mercado doméstico en los dos primeros años.
El competidor de Postobón, Coca Cola y bebidas energizantes, tiene planeado producir también agua mineral y light, Sporade, jugos y Big Chela.
PORTADAS 6 Y 7 .
Precio. La bebida empezará a venderse en el país con un precio 40 por ciento más bajo que el del resto de las gaseosas.Un poco de historia

En 1988, Mirta y Eduardo Añaños abrieron una pequeña fábrica de gaseosa casera en Ayacucho, una población ubicada sobre la cordillera occidental peruana. El negocio se generó por una oportunidad: a la región no llegaban de manera permanente los camiones con gaseosa, debido a los continuos saqueos de mercancías que protagonizaban los guerrilleros al mando del conocido'Abimael Guzmán'.
Tras hipotecar su vivienda y obtener préstamos, los Añaños reunieron US$30.000 con los que arrancaron la producción, envase y distribución de Kola Real, una bebida que inicialmente se distribuía en tiendas y pequeños comercios a un precio sustancialmente inferior al de sus competidores.

La demanda de la bebida en los mercados de bajos ingresos le permitió a Ajegroup construir susenda de crecimiento que ha mantenido en los últimos 23 años y que hoy tiene a la empresa en mercados de gran potencial: México y otros 12 países de América Latina, Vietnam, Tailandia e Indonesia. En 2010, firmó con el equipo Barcelona, de España, un contrato de patrocinio para posicionarse en los mercados de habla hispana.

Desde que llegó la peruana Big Cola al país, hace cuatro años, el mercadode las gaseosas oscuras no ha tenido un solo día de tregua. La incursión de esta bebida ha desatado una guerra de precios en el mercado colombiano como no veía desde los años ochenta, cuando Pepsi y Coca-Cola libraban una batalla campal por la supremacía mundial de las colas.

Pero la pelea apenas comienza. La marca peruana de gaseosas recibió a finales de diciembre la autorización del Consejode Estado para usar libremente su nombre Big Cola en territorio colombiano, poniendo fin a un pleito de casi siete años. La demanda había sido instaurada en 2004 por las compañías Postobón y Coca Cola, que rechazaron la inscripción de la marca autorizada por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) al considerar que este nombre no era distintivo y podría llevar a confusión al consumidorsobre el origen de los productos y su tamaño.

Tras una serie de apelaciones, argumentaciones y pruebas, el Consejo de Estado determinó que el registro de esta marca, concedido en agosto de 2003 por la SIC, no había incurrido en la violación de normas de propiedad de la Comunidad Andina (CAN), goza de "distintividad" y no lleva al consumidor a confusión o engaño porque si bien el atributo Bigsignifica grande, no se refiere al contenido sino al tamaño.

Pero, más allá de la discusión semántica que terminó favoreciendo a la compañía Aje Colombia, que produce y distribuye la marca Big Cola en el país, esta es una guerra a muerte por el mercado de bebidas no alcohólicas, afectado en 2010 por el fuerte invierno.

Con menos de cuatro años en el país, Aje Colombia alcanzó en 2009 unaparticipación del 8% del mercado de bebidas con sus gaseosas Big Cola, aguas Cielo y jugos Cifrut. Aunque no ha revelado sus cifras al cierre de 2010, analistas estiman que habría pasado del 10%. Su incursión, según expertos, generó un crecimiento del mercado de por lo menos 5%.

La compañía inauguró a finales de 2007 su planta de producción en Funza, Cundinamarca, que exigió inversiones por...
tracking img