Eugenio espejo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1986 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Eugenio Espejo un líder ecuatoriano

El quiteño Eugenio de Santa Cruz y Espejo, “representante de la nueva raza americana un mestizo revolucionario”[1], infundio valores y sueños de libertad en los corazones oprimidos de la Real Audiencia. Fue un destacado científico, escritor, abogado, médico, el primer periodista y bibliotecario, gran pensador quiteño, ideólogo político, por lo que se loconsidera hoy en día como el prócer de la independencia.

“Espejo fue sinónimo de erudición y denuncia en la colonia, esto le sumió en muchos conflictos entre ellos la privación de su libertad y el destierro.”[2]

Francisco Javier Eugenio de Santacruz y Espejo nació el 21 de febrero de 1747 en la ciudad de Quito. Su padre, un indígena de Cajamarca, Luis Chuzhig trabajó como asistente del FrayJosé del Rosario médico en el Hospital de la Misericordia, único de la capital. El Fray del Rosario por consideración lo cambió de apellidos, quedando como Luis Santacruz y Espejo. Su madre fue la mulata María Catalina Aldaz y Larrancair oriunda de Quito. Este matrimonio tuvo 7 hijos, alcanzando la edad adulta solo Francisco Eugenio, Juan Pablo y María Manuela.
 

Eugenio Espejo fue lafusión de tres razas que constituían la población de Quito: La india por su padre, la blanca y negra por su madre. Su admirable talento y la férrea voluntad, el odio a la esclavitud y su inagotable deseo por la ilustración del pueblo, lo llevaron a publicar varias obras literarias y científicas en la que plasmaba su pensamiento revolucionario e invitaba a la sublevación  y a la emancipación que años mástarde se lograría, no solo en el Ecuador sino en América toda.[3]

No ingresó en ninguna escuela primaria por lo que Espejo aprendió sus primeras letras de sus padres, además de ser un gran lector desde pequeño. Posteriormente ingresó a una escuela católica pública.

Eugenio Espejo se graduó a los 15 años de profesor de filosofía en el Colegio San Gregorio. Desde muy pequeño visitaba elhospital para consolar a los enfermos mostrando su vocación y su interés por los necesitados. En 1767 obtuvo un doctorado en medicina, ejerciendo esta profesión fue muy caritativo debido a su conocimiento de la realidad del pueblo ecuatoriano.

Tres años más tarde se graduó en jurisprudencia y derecho canónico. Ejerció múltiples trabajos como periodista, escritor, bibliotecario (fundador y directorde la Biblioteca pública), secretario de la Escuela de la Concordia (asociación que se proponía luchar por la reivindicación de los indios, mestizos y negros, y también de los criollos)

Fue influenciado por las ideas de pensadores modernos de toda Europa por lo que a Eugenio Espejo se lo considera un hombre de la Ilustración. Las ideas de los clásicos tuvieron un fuerte impacto en Espejo quienlos citaba a cada momento. “prefirió la estructura de los diálogos a la manera de Luciano para exponer sus propias enseñanzas. Por eso se llamó a sí mismo "el nuevo Luciano de Quito", o "despertador de los ingenios"”[4]

Poseía una biblioteca muy rica y su entusiasmo por los libros la hizo crecer mucho más. Considerado un filósofo, en su humilde hogar, organizaba reuniones y con los jóvenes dela ciudad charlaba sobre las doctrinas de autores de la Ilustración con lo que llegó a influir muchas ideas en ellos.

Se lo consideraba un verdadero filósofo (tal se desprende de las palabras de José Mejía, una de las personalidades más cabales dentro de la oratoria en lengua castellana, y en cierto modo discípulo de Espejo).[5]

En 1779 inicia su producción literaria con el NuevoLuciano, Marco Poncio Catón, La Ciencia Blancardina, obras que se complementan; posteriormente escribe Reflexiones acerca de un método para preservar a los pueblos de la viruela (1785), Defensa de los curas de Riobamba, Cartas riobambenses (1787), Discurso de la Concordia (1789), Primicias de la Cultura de Quito (1792), Memorias sobre quinas, Voto de un ministro togado, I Sermón de Santa Rosa...
tracking img