Evaluacion, Pedagogia Y Cognicion De Florez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7336 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EVALUACION, PEDAGOGIA Y COGNICIÓN

INTRODUCCIÓN

Es natural que la educación, como actividad organizada por la sociedad moderna para integrar a todos sus miembros a la tradición científico-cultural, desempeñarse con competencia en la producción de bienestar y proyectarse con optimismo hacía el futuro, sea tan relevante que deba ser evaluada y autorregulada. La educación absorbe demasiadasenergías y recursos de la sociedad para que se ignoren sus resultados específicos. Los ideólogos, los políticos, los estadistas, los historiadores, hacen evaluaciones globales del desarrollo social de una nación y se refieren a sus progresos y a sus crisis, atribuyendo al desempeño educativo consecuencias generadas por el conjunto de la sociedad como las guerras, las recesiones económicas, las crisisde valores, los logros económicos, acontecimientos para los cuales luego se descubre que la educación fue más víctima que causa eficiente.

El enjuiciamiento a la educación requiere de evaluaciones más precisas que permitan a los educadores y a la sociedad tomar cuentas a los diferentes actores sociales a nivel local, regional y nacional, para así valorar su trabajo.

Es precisamente loque este libro se propone: mostrar caminos, señales y modelos que permitan a todos los actores educativos evaluar el proceso y los resultados de la educación con miras a su mejoramiento.

La presencia del año 2000 y de todas las profecías que confunden el cambio de milenio con el fin del mundo, coinciden con el despliegue de una teoría que se autodenomina posmodernidad y que en esencia aseguraque todas las catástrofes del siglo XX se originaron por el endiosamiento de la razón totalizadora, planificadora, científica y técnica en contra del acontecer natural y social de los individuos.

La posmodernidad constata la muerte de los grandes sistemas teóricos del siglo XX que pretendieron explicar de manera omnímoda la vida de los seres humanos y de las sociedades en el marco de unaevolución regulada teleológicamente hacia el progreso. El racionalismo, el positivismo, el marxismo, el fascismo, el comunismo, el psicoanálisis, el cientifismo, o el modelo neoliberal son doctrinas que ofrecieron la salvación, que prometieron la liberación, o al menos un futuro mejor, más seguro, de mayor prosperidad y progreso. Pero hoy día casi nadie cree en estos grandes relatos (LYOTARD, 1984).Aunque la posmodernidad no pretenda ser una teoría más, sino más bien la constatación de una condición propia de la época actual, la verdad es que su anuncio del fin de los grandes sistemas, de los grandes relatos y del progreso mismo, adquiere cierto sabor escatológico propio de los relatos profetices y apocalípticos del fin de milenio. No obstante, tal constatación conduce a una reflexiónacerca de la pedagogía, en cuanto esta disciplina, situada en el centro de los desarrollos histórico-culturales de Occidente, desde la ilustración ha estado al vaivén de los grandes relatos socioculturales mencionados.

Desde Kant, la pedagogía dejó de ser un manual de consejos y recomendaciones morales y religiosas para el buen comportamiento del maestro y los alumnos, según la verdad revelada,para convertirse en una consecuencia de la razón práctica, del imperativo categórico universal que valoriza al máximo las capacidades individuales para llegar a la mayoría de edad, a pensar por cuenta propia y a asumir racionalmente la dirección autónoma de las propias decisiones, de la propia vida, con disciplina y responsabilidad.

Al iniciar el siglo XX. se presentó un mayor desarrollo de lapedagogía, mediante la escuela nueva, inspirada en el romanticismo en cuanto a la valorización de la infancia como un estado natural del ser humano que merece respeto y consideración por sí mismo y por su valor como clave para descifrar el pasado histórico de la humanidad,

para rastrear sus orígenes; a la autenticidad que se atribuye al niño; por ser una fuente genuina de valores en propiedad...
tracking img