Examen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7984 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nietzsche

El gran tema de Nietzsche es, propiamente, el problematismo del hombre y este tema le preocupa a lo largo de todos sus ensayos filosóficos. El hombre, como se expresa Nietzsche finalmente en los apuntes que se han agrupado después de su muerte bajo el título de La voluntad de poderío, es "como un embrión del hombre del porvenir", del hombre genuino, de la genuina especie hombre. Elhombre de hoy no es "ninguna meta sino un camino, una encrucijada, un puente, una gran promesa". Esto es lo que, según Nietzsche, distingue al hombre de todos los animales: es un animal que puede prometer" esto es, que trata una porción del futuro como algo que depende de él y por lo que se pone en juego. El hombre ha aprendido a prometer se puede desarrollar la relación contractual particularsobre el deudor, que promete, y el acreedor al que se le promete. Nietzsche nos ha ofrecido una base positiva de su antropología filosófica. Hasta él, el hombre es para la filosofía, en cuanto se interesa por lo antropológico, no ya una mera especie sino una categoria. Pero Nietzsche, influido tan decisivamente por el siglo XVIII que a veces se le podría considerar como un místico de la Ilustración,no reconoce semejante categoría, semejante problema radical.
El problema del hombre es, para Kant, un problema límite, esto es, el problema de un ser que pertenece a la naturaleza pero no sólo a ella, un ser instalado en los límites entre la naturaleza y otro reino; para Nietzsche el problema del hombre es un problema marginal, el problema de un ser que salió del interior de la naturaleza y sedeslizó hacia su saledizo, hacia el alero peligroso del ser natural donde comienza, no ya el éter del espíritu, como para Kant, sino el abismo vertiginoso de la nada. Nietzsche ha pretendido apasionadamente comprender el hombre a partir del mundo animal; y, sin embargo, no por ello se ha diluido la problemática específica del hombre, pues, por el contrario, se ha hecho más visible que nunca. Elhombre que conoce un mundo es el hombre con los hombres. Para la filosofía que sigue a Nietzsche el hombre no es ya una mera especie sino una categoría. La pregunta de Kant "¿Qué es el hombre?" nos ha sido planteada en forma más acuciosa gracias a los apasionados intentos antropológicos de Nietzsche.
Una observación más. Es de capital importancia el darse bien
cuenta de que esta doctrina del homosapiens ha tomado en toda Europa
el carácter más peligroso que una idea puede tomar: el carácter de
evidencia. iY, sin embargo, la razón aparece -ante nuevo examen de
los hechos-, por de pronto, no más que como una "invención de los
griegos"! En realidad, sólo conozco dos escritores que hayan visto
plenamente este hecho: Wilhelm Dilthey y Fríedrich Nietzsche.
Nietzsche tuvo la comprensióneminente de que el sentido de la idea
tradicional de la verdad (concordancia del pensamiento con la cosa),
exige que esta idea viva y muera juntamente con la idea espiritualista
de Dios; y comprendió que, a su vez, esta idea de Dios no es más que
una forma del "ideal ascético", ideal que él intentaba derribar mediante
su "pesimismo dionisíaco" y su teoría del conocimiento (expuesta en
Voluntad dePoderío), según la cual todas las formas mentales son
solamente instrumentos de la voluntad de poderío en el hombre. A
diferencia de los sabios, que, suscribiendo tranquilamente la afirma
ción: "Dios ha muerto", reconocen, sin embargo, en su vida y en su
trabajo, un valor -el valor del puro conocimiento de la verdad-, que
sólo tiene sentido si se presupone justamente la tesis por ellosnegada,
planteó Nietzsche el problema radical del sentido y valor que corresponde
a la llamada verdad.

En Nietzsche (28), Dios muere en el hombre, hace del hombre su sepulcro. Los atributos de este Dios muerto deben ser restituidos al hombre, han sido siempre suyos: así aparece el concepto de superhombre. Al provocar la muerte de Dios se provoca la muerte de cuanto de divino hay en el hombre, el...
tracking img