Excavaciones en karnat

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7004 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
KARNAK, LA CIUDAD DE AMÓN1 Francisco J. Martín Valentín
Instituto de Estudios del Antiguo Egipto

El conjunto de los templos de Karnak, en la actual ciudad de Luxor, en
el Alto Egipto, constituye el área arqueológica más extensa del mundo. Aunque se ha trabajado en este lugar desde la creación del Servicio de Antigüedades en 18582, fue en el año 1967 cuando se estableció una misión permanenteconstituida por un equipo mixto franco-egipcio, integrado en el Centro Franco-Egipcio para el Estudio de los Templos de Karnak (CFEETK), para excavar, consolidar y reconstruir los restos de la que fuera la mayor ciudad religiosa conocida del antiguo Egipto.3
1 Esta comunicación, producida en el marco del ciclo Tebas, los dominios del dios Amón, tiene por objeto formular una síntesis actualizadadel Templo de Amón de Karnak para ponerla a disposición del público que ha asistido a las conferencias impartidas en el Museo de San Isidro de Madrid celebradas entre los días 15 de noviembre y 20 de diciembre de 2001. El estudio más completo llevado a cabo hasta el día de hoy a propósito de este conjunto arquitectónico religioso sigue siendo el de Paul Barguet Le temple d’Amon-Rê à Karnak. Essaid’exégèse. La Caire, IFAO, 1962. La bibliografía completa del templo se encontrará en esta obra y, para los títulos posteriores a ella hasta el año 1975, en B. Porter y R. Moss Topographical Bibliography of Ancient Egyptian Hieroglyphic Texts, Reliefs and Paintings. Tomo II. Theban Temples. Oxford, 2ª Ed. 1975. En cuanto a los trabajos del Centre Franco-Égyptien d’Étude des Temples de Karnak, sepodrán consultar en la serie Cahiers de Karnak. Tomos I-X, 1968-1995. El tomo XI está en preparación. 2 Los resultados de tales excavaciones y trabajos, llevados a cabo bajo la dirección de Auguste Mariette, fueron recogidos en su obra Karnak. Étude topographique et archéologique, avec un appendice comprenant les principaux textes hiéroglyphiques découverts ou recueillis pendant les fouillesexécutées à Karnak par Auguste Mariette Bey. 2 vol. Leipzig, 1875. 3 Lauffray, J. et Sauneron, S. “La création d’un Centre franco-égyptien pour l’étude des temples de Karnak”. Kêmi, XVIII (1968), 93 y 103-104. Lauffray, J. “Le Centre francoégyptien d’étude des temples de Karnak”. Courrier du C.N.R.S. 9 (9 juilliet 1973). Paris.

16

FRANCISCO J. MARTÍN VALENTÍN

Los primeros exploradores modernosLos primeros viajeros que llegaron a Tebas después de la conquista árabe de Egipto, entre los siglos XII al XV, más propiamente peregrinos que exploradores, sólo se sintieron interesados, conforme a la corriente de la época, por la visita y conocimiento de los lugares vinculados con los relatos del Nuevo Testamento. A partir del siglo XVII otros viajeros, esta vez con fines lucrativos, llegarona recorrer el Alto Egipto con la intención de controlar las rutas comerciales del mar Rojo. En el año 1589 un veneciano cuyo nombre no nos ha llegado, describió por primera vez conocida las ruinas de los templos de Karnak.4 Después vendrán los viajes de los padres capuchinos Protasio y Francisco5 y del padre Vansleb6. A partir de los relatos que le fueron entregados a éste último por los citadoscapuchinos ha llegado hasta nosotros una de las primeras descripciones conocida, hecha por viajeros occidentales, a propósito de las ruinas de Karnak; no obstante, hay que decir que, aunque descritas, no fueron identificadas con el gran conjunto de templos construidos al servicio y mayor gloria del antiguo dios Amón de Tebas.7 La primera vez que, a sabiendas del lugar que se visitaba, se hizo unaexacta descripción del mismo, fue cuando el jesuita Claude Sicard viajó a Tebas y a las ruinas de los templos de Karnak, lo que acaeció en el verano del año de 17188, ochenta años antes de que los sabios de la expedición napoleónica explorasen aquéllos venerables restos para realizar los dibujos que, luego, permitirían mostrar todo su magnífico esplendor al asombrado mundo occidental. Nos dice...
tracking img