Ezln

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4747 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Durito II: Neoliberalismo visto de la selva Lacandona

A Proceso, El Financiero, La Jornada, Tiempo A la prensa nacional e internacional 11 de marzo de 1995 Señores: Va comunicado que demuestra que el hombre es el único animal que se arriesga dos veces a caer en la misma trampa. Por cierto, sería bueno que le mandaran una copia de la multimencionada ley a los federales. No parecen haberse dadopor enterados, porque siguen avanzando. Si seguimos replegándonos vamos a llegar a topar un letrero que diga: "Bienvenidos a la frontera Ecuador-Perú." No es que nos disguste el viaje a Sudamérica, pero eso de estar en medio de tres fuegos no debe ser muy agradable. Nosotros bien. Acá en la selva se puede apreciar, en toda su crudeza, la transformación del hombre en mono (antropólogos,absténganse). Vale. Salud y un cristal de ésos que sirven para ver el hoy y el mañana. Desde las montañas del Sureste mexicano Subcomandante Insurgente Marcos

P.D. que pregunta sólo por curiosidad. ¿Cómo se llama el general del ejército federal que, antes de retirarse del ejido Prado, ordenó destruir todo lo utilizable en las casas de los indígenas y quemar varias chozas? En Prado se gana, en promedio,N$200.00 mensuales por familia, ¿cuánto gana el general por tan "brillante" acción militar? ¿Lo ascenderán de grado por "méritos en campaña?" ¿Sabía el general que una de las casas que ordenó destruir era la casa de la Toñita? ¿Les platicará, este general, a sus hijos y nietos esta "luminosa" página en su hoja de servicios? ¿Cómo se llama el oficial que, días después de haber asaltado y destruidocasas en el ejido Champa San Agustín, regresa con dulces y se hace fotografiar cuando se los entrega a los niños? ¿Cómo se llama el oficial que, emulando al protagonista de la novela Pantaleón y las visitadoras de M. Vargas Llosa, llevó decenas de prostitutas para "atender" a la guarnición que ocupa Guadalupe Tepeyac? ¿Cuánto cobran las prostitutas? ¿Cuánto gana el general al mando de tan"arriesgado" operativo militar? ¿Cuánto le queda de comisión al "Pantaleón" mexicano? ¿Son las mismas prostitutas para la oficialidad que para la tropa? ¿En todas las guarniciones de la campaña "en defensa de la soberanía nacional" existe este "servicio?" Si el Ejército Federal mexicano está para garantizar la soberanía nacional, ¿por qué no mejor acompañó a Ortiz a Washington, en lugar de estarpersiguiendo la dignidad indígena en Chiapas? P.D. que vuelve a blindarse el corazón para contarlo que sigue... El 8 de marzo terminaron de bajar de las montañas los habitantes de Prado. La familia de la Toñita formaba parte del último contingente. Cuando llegan a lo que queda de su casita, la escena de todas las familias de Prado se repite en la familia de la Toñita: los hombres recorren, impotentes yrabiosos, lo poco que ha quedado en pie, las mujeres lloran y mesan sus cabellos, rezan y repiten: "Diosito mío, Diosito mío," mientras levantan las ropas desgarradas, los pocos muebles rotos, el alimento derramado y con estiércol, las imágenes de la Virgen de Guadalupe desgarradas, los Cristos crucificados botados junto a envolturas de "fast food" del US Army. Esta escena es ya casi una ceremonia enlos habitantes de Prado. La han repetido 108 veces en los últimos días, una vez por cada familia. 108 veces la impotencia, la rabia, las lágrimas, los gritos, los "Diosito mío," "Diosito mío…" Sin embargo, hay algo esta vez que es diferente. Hay una mujer pequeñita que no llora. La Toñita no dijo nada, no lloró, no gritó. Pasó por encima del tiradero y fue hasta un rincón de la casita, comobuscando algo. Ahí, en una esquina olvidada, estaba la tacita de té, rota, botada como esperanza deshecha. Esta tacita fue un regalo, alguien la mandó para que, algún día, Toñita-Alicia pudiera tomar el té con el Sombrerero Loco y la Liebre de Marzo. Pero esta vez no es una liebre lo que encuentra en marzo la Toñita. Es su casa destruida por órdenes de aquel que dice defender la soberanía y la...
tracking img