Ezquisofrenia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (765 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Esquizofrenia
Nadie sabe realmente qué es lo que ocurre en el cerebro de un esquizofrénico. Todo son lagunas, todo está por descubrir…
Un negro envolvente de principio a fin enmarca y acoge a losprotagonistas de este documental, Uno por ciento, esquizofrenia, transportando al espectador con la oscura poética de este marco a un recorrido laberíntico poblado de espacios múltiples donde losprejuicios se transforman en invitaciones de acercamiento a compartir lo misterioso, doloroso, impensable y humano de esta enfermedad que hoy en día afecta a más de 52 millones de personas en todo elmundo.
El misterio de lo incomprensible, de lo nunca contado, asoma en Uno por ciento, esquizofrenia con la fuerza de aquel que más que nunca necesita contar para siempre la naturaleza y lo natural de laimposibilidad de controlar la mente

Montse Fernández

Sufre una enfermedad mental que se llama esquizofrenia su entrevista, contando, siete años después, lo que le empezó a pasar cuando tenía 20(la enfermedad suele manifestarse al final de la pubertad y el inicio de la edad adulta). Montse miraba a la cámara buscando complicidad.Durante dos horas lore hernandez lloro en silencio,conmovida;en más de una ocasión le pregunto si estaba bien. Si, respondía ella. Y seguía. Notaba algo en su cabeza, no sabía el qué, pero algo no funcionaba bien. Se encerré en casa. Un año entero sincomunicarme con nadie, sólo con su madre, y mentía cuando la llamaban. Le decía que estaba trabajando. Mamá, ahora no puedo hablar contigo que me voy a trabaja’. Era mentira. Pasaba encerrada en casa todo elsanto día, sin hacer nada». Y cuando salía, sufría .La gente en el metro me miraba y me tiraba besos; y en la calle se giraban todos para hablar La ausencia de su padre, que la abandonó; los reprochesde sus hermanos subrayando que, en idénticas circunstancias, no habían terminado así; y la culpa por no corresponder a los cuidados de su madre. «¡Pobrecita!, que me venía a visitar al psiquiátrico...
tracking img