Fábula de genil de espinosa comentario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4454 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Fábula de Genil”. Introducción.
En el presente estudio intentaré, además de responder a la pregunta: ¿Es manierista o no la fábula de Genil?, hacer un comentario crítico de las características más destacables de esta creación de Pedro Espinosa; buscando siempre establecer unos parámetros cercanos al manierismo como movimiento metahistórico o no para hacer más fácil su análisis. Bien podríamosestablecer la obra dentro de un marco meramente barroco si nos fijásemos únicamente en las fechas de publicación y edición. No obstante, Espinosa, aun en pleno apogeo del culteranismo y el conceptismo no siempre estuvo influido por sus estilos – y seguidamente lo veremos- ya que el suyo fue uno personal, claro, puro y con un gusto por lo descriptivo muy rico.
Temática. Traducción del mito. Defábula a mito.
El corte temático de la obra de Espinosa nos remite directamente a Ovidio a través de Garcilaso. En una época en que los tópicos estaban cansados y exprimidos los recursos, sea por Garcilaso o Fray Luis, y esperando no caer en resolver temas desde un punto de vista que no imita la naturaleza como hiciera Góngora; Espinosa inventa una naturaleza, donde la verdadera, es solo parteesencial de un puzle hecho a placer. Digamos, si entramos de lleno en la Fábula de Genil: Espinosa nos coloca un río y su consiguiente personificación, tantas veces hecha a lo largo de fábulas mitológicas en la tradición poética y generalmente en la lírica renacentista, donde encontramos la expresión máxima de orfismo en el Tajo de Garcilaso, confidente de sus églogas. Pero el rio Genil en nuestrafábula de corte mitológico es más que confidente, es un Dios, comparado desde la primera octava y condenado a sufrir el mismo destino que sus “iguales”:
También entre las ondas fuego enciendes,
Amor, como en la esfera de tu fuego,
Y a los dioses de escarcha también prendes,
Como a Vulcano, con lascivo juego;
del sacro Olimpo a Júpiter deciendes,
Y a Febo dejas, sin su lumbre, ciego,
Y a Martepones con infame prueba
Que de tu madre las palabras beba.

Octava que parte del profundo conocimiento de temas y mitos de carácter clásico, lo que nos lleva a pensar que Espinosa no deja nada al azar y aventuramos a decir que esta fábula parte de un extenso estudio. En la primera octava, a través del tópico Omnia Vincit Amor nos introduce la ágil comparación entre Dioses clásicos y el propiorío elevándolo a un igual, pero no será este el único rasgo que lo llevará a esta posición. A través del tópico del amor que todo lo vence también nos muestra como, aunque victorioso el amor, causa males a los que en la primera octava describe –Febo, Júpiter, Vulcano y Marte-, y como, al igual que a éstos, a Genil también les llegará (veremos cómo esta primera octava puede dar sentido al final dela fábula).
Teniendo ya un Dios río, personificado, y conociendo el tema principal: el amor; Espinosa nos descubre la Náyade que nuestro río pretende-Cinaris- con una presentación del rio como entidad.

El despreciado dios su dulce amante
Con las náyades vido estar bordando,
Y por enternecer aquel diamante
Sobre un pescado azul llegó cantando;
De una concha una cítara sonante
Condestrisímos dedos va tocando;
Paró el agua a su queja y, por oílla,
Los sauces se inclinaron a la orilla.

Con reminiscencias órficas claras en que los sauces inclinen a su orilla creando un lugar precioso - locus amoenus- y Náyades que por otro lado nos recuerdan a las descritas en la Égloga III de Garcilaso, que beben de Virgilio y su Aristeo del cual seguirá la estela también Camoens, que lasdescribe bordando, llegamos a ese lugar ameno del que todos parten para crear un sitio apropiado para estos seres mitológicos.

Tras la presentación de las dos partes implicadas en el amor de Genil, éste se declara a Cinaris en un discurso que nos recuerda al de Polifemo, donde Genil no ofrece sin embargo ganados y tierras sino que enaltece sus riberas, su linaje como Dios, cauces y se...
tracking img