Fray antonio de san alberto: una opción para america latina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 283 (70502 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
FRAY JOSE ANTONIO DE SAN ALBERTO, UNA OPCIÓN PARA

AMÉRICA LATINA

Fray José Antonio de San Alberto

A igual que un remanso, lugar donde el agua se detiene o corre lentamente, y donde se da la vida y la frescura, este hombre de gran serenidad, de mirada profunda, de gran bonomía, manifestaba la búsqueda de la paz por medio del amor a Dios y sus hermanos.. (Dra Elsa Clara Corbella)CAPÍTULO 1

¿QUIÉN FUE FRAY JOSÉ ANTONIO DE SAN ALBERTO? UNO DE LOS PEDAGOGOS MÁS BRILLANTES DEL SIGLO XVIII EN LA AMÉRICA ESPAÑOLA.

Consideramos que es uno de los pedagogos[1] más relevantes de nuestra Historia de la Educación del Siglo XVIII, del cual se sintetiza: “Esa personalidad, de suyo prestigiosa, se distinguió entre nosotros por una actuación tan eficaz e inteligente, que elolvido en que yace su memoria resulta injustificable.[2]

La simplicidad y la profundidad de las ideas, son matices de la personalidad de Fray José Antonio, expresión de la riqueza de aptitudes con que su vida se manifestó. Los días dedicados con afán a la Diócesis de Córdoba, no oscureció ni hizo olvidar nunca la imagen del educador por autonomasia, que su tiempo le reconoció.

De las obras deFray José Antonio de San Alberto, las del educador y pensador se elevaron enseguida por encima de las fronteras nacionales, presentándolo como un visionario de la educación pública (popular), pero después olvidado por los cordobeses. La acción de este ilustre varón, desbordante de realizaciones, durante y después de su paso por estas tierras cordobesas, completa el perfil de su gigantescaindividualidad y lo muestra a sus contemporáneos en la grandeza de su espíritu. Pero desde el fondo de todas las disposiciones eclesiásticas, y de lo mucho que resultó de su aplicación a la realidad, avanzó siempre al primer plano, la figura del pedagogo. Las circunstancias de la realidad de Córdoba colonial, fue manifestada, por el jesuita Gervasoni, cuando llegó en 1729,-decía que era - “la másmiserable de cuantas ciudades hay en Europa y en América, porque cuanto se vé aquí es por demás mezquino”[3] , hicieron que Fray Alberto tuviera una clarividencia genial. Genial porque percibió el problema más urgente y complejo, que era la necesidad de implantar la instrucción primaria.

Fray José, merece ser caracterizado en las valoraciones de nuestro medio y de nuestro tiempo como el pedagogopor excelencia; diríamos que fue como el tipo de “hombre social” de Spranger que, ante todo y sobre todo, se dedicó al servicio de sus semejantes. Perteneció a esa clase de apóstoles para los cuales el valor supremo es el amor a la humanidad. Por su acción, pero también por sus documentos escritos, ocupa un importante lugar en la Historia de la Educación En todas sus obras eclesiásticas quedanhuellas de su labor y de sus ideales educativos, en favor de quienes más sufrieron y necesitaron.

1.1.1-El horizonte histórico: Obras y Testimonios.

Cada tiempo tiene su propio horizonte histórico y el verdadero espíritu de éste se revela en las obras y en los testimonios de los hombres de ese tiempo. Resulta, entonces imposible comprender el proceso de la cultura y la educación, de laépoca colonial de Córdoba, sin despojarnos de nuestra mentalidad de hombres que se preparan para acceder al Siglo XXI, e ignorar datos esenciales, de este “pedagogo colonial”.

Según su partida de bautismo, nació el 17 de febrero de 1727, en la villa El Fresno, provincia de Zaragoza-España, y que el mismo día se le administró el bautismo, con el nombre de Joseph Antonio. Hijo legítimo de AgustínCampos, médico y de Isabel Julián Tuvo dos hermanos Agustín y Joaquín y una hermana Josefa de los Dolores.

Los datos históricos demuestran que todos abrazaron la vida religiosa, en la orden Carmelitana. Estos datos se confirman en documentos como la oración fúnebre, pronunciada en las exequias a la muerte del Arzobispo San Alberto:
...éstos repetidos toques de la gracia, y los...
tracking img