Friederich nietzch

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2855 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Arnold J. TOYNBEE: ESTUDIO DE LA HISTORIA
En un período de casi veinte años, desde la década de los treinta a la de los cincuenta, redactó Toynbee los diez libros de que consta la obra. Esta voluminosa tarea no es infrecuente encontrarla en síntesis de historia universal o de historias particulares, pues sea cual sea la orientación elegida por los autores, éstos disponen de abundantísimomaterial (y a veces lo meritorio consiste en reducir a lo verdaderamente válido una información excesiva). Pero no se había dado el caso en lo que corresponde a la teoría de la historia, y, en concreto, a la filosofía de la historia, pues los más densos tratados no sobrepasaban los dos volúmenes (caso de Spengler). Por el contrario, la mayoría suelen ser estudios bastante breves, lo que no obsta paraque su contenido esté lleno de ideas y exija del lector una atención constante.
Por ello, intentar un resumen (si este fuera el propósito) resultaría una empresa casi imposible, pues la simple referencia a los grandes apartados pecaría de esquematismo, pero un seguimiento más pormenorizado convertiría a aquél en indigesto. Además, entregarse a la lectura continua de los diez tomos requiere no sólomeses de exclusiva dedicación sino un permanente ejercicio de relectura para no perder el hilo del discurso. Consciente el autor de esa doble dificultad, autorizó a un entusiasta seguidor, D. C. Sommervell, para que realizara un compendio en dos gruesos volúmenes (la amplitud de este compendio era necesaria con el fin de conservar lo más fielmente posible el estilo y no pecar de superficialidad,lo que por otra parte trajo consigo la amputación de partes enteras del texto que no parecían imprescindibles para la comprensión del conjunto). He de confesar que sólo me he valido del compendio y no de la obra original, como me temo que le ha sucedido a la mayoría de los interesados, y aun así, es tal la acumulación de planteamientos, datos, conexiones y escenarios que el compendiador se veobligado a su vez a una reelaboración más sucinta al final de cada una de las dos partes fundamentales del estudio, y todavía más, a un guión final que apenas si puede abarcar los puntos sobresalientes.
Conviene, en consecuencia, dejar para un trazo último la relación sistemática del contenido y centrarnos en otro aspecto de mayor relevancia: su significado, para quien esto escribe, para lahistoriografía en el momento de su publicación y para quienes, desde fuera del campo de la historia, piden respuestas que justifiquen su cultivo.
No recuerdo haber dudado jamás de una cosa: que ya desde la infancia sabía que ''lo mío'' era la historia, sin que hasta el presente haya podido averiguar cuál fue el motivo inicial de esta propensión. Lo que sí sé es que a punto estuvo de contradecirla elhastío que me producían los libros de texto, sobre los cuales se me ofrecía su estudio: descripciones, enumeraciones, epígrafes inconexos, caos, adobado todo ello con valoraciones extrañas. Tuve la suerte de poder acceder a otros libros como el Richelieu de Belloc o el Antiguo Egipto de Montet, los que me vienen a la memoria con más insistencia y gracias a ellos mantuve mi fidelidad al conocimientodel pasado.
Pero no fue sino hasta que un compañero, en el primer año de universidad, me invitó a leer a Toynbee, que por fin hallé una respuesta sugestiva a mi deseo de comprender la realidad humana a través del tiempo. El impacto fue total y a ello siguió un deslumbramiento que todavía sigue vivo, aun a sabiendas de que hay otras respuestas y hay, sobre todo, otras preguntas.
Cuando comenzóla publicación de este Estudio, la historiografía estaba dividida por una pluralidad de escuelas y tendencias: la romántico-nacionalista, soporte del patriotismo y forjadora en los niveles inferiores de la enseñanza de mentes alimentadas con tópicos identificadores; la positivista, agotada en su esfuerzo por huir de cualquier atisbo de interpretación; la marxista, recreada varias veces según...
tracking img