Fundamentos de investigacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1443 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un amor verdadero

Era un 10 de mayo de 1945, finalizaba la segunda guerra mundial en donde muchísima gente había muerto, incluso mis padres, Los Señores Rodrigo Lenz y Mariela Martini. Ellos me habían protegido hasta que uno de los enemigos nos hallo en una cueva cerca de la Ciudad de Alemania. Mi padre había dado la vida por mi madre y yo pero mi madre murió a los pocos días de algunaenfermedad al parecer viruela o algo así. Antes de morir me había dejado con mis tíos, La familia Clain. Ellos desde ese momento se habían convertido en mis padres adoptivos. Mi tía, la Señora Francisca y mi tío el Señor Javier, me habían adoptado como hija formalmente ya que ellos no tenían hijos y no podrían tenerlos creo.
A los pocos días de que murió mi madre, mis tíos decidieron irse a vivir aEstados Unidos ya que ellos estaban dando ayuda a los países que habían sufrido por la Guerra. Mi ‘’madre’’ había decidido tomar un barco en la mañana del 25 de Agosto con destino a Boston. El camino fue como de 5 días, la verdad es que no los conté ya que casi siempre estaba leyendo libros o durmiendo. El barco era un poco lujoso pero muy cómodo. Casi siempre estaba vacio.
Al llegar a Boston,mucha gente le vendía artículos a los que bajaban de los barcos. Mis padres y yo subimos a un auto lo mas rápido y lejos de esos vendedores con dirección a Malden. ‘’El taxi’’ era un poco pequeño pero muy curioso. Mi padre iba al frente junto con el chofer, hablaban de una forma muy extraña, Mientras mi madre me acobijo entre sus brazos y me dio un beso – esta será una nueva vida Elizabeth- mesusurró.
El trayecto duro muy poco. Cuando llegamos a Malden todo era muy diferente a Alemania: flores de muchísimos colores, casas coloridas y personas blancas muy bellas. Mi padre ayudo al chofer a llegar a nuestra nueva casa. Cuando paramos me quede boquiabierta: Era de 2 plantas, color vino obscuro con franjas blancas. Flores alrededor color blanco y pasto verde. Cuando baje del auto, uno chicome miro como asombrado. Yo me sonroje de la pena y ayude a mi madre a bajar las maletas.
Ya era un poco tarde así que no tardamos mucho en meter todo a la casa por miedo a que no viéramos que se nos olvidara. Antes de cerrar la puerta principal mire con dirección al chico, solo para ver si aun me observaba, y así era. Me saludo con la mano y yo le devolví el saludo cerrando la puerta de unsopetón.
Yo me instale en la recamara de arriba, junto a la alcoba que daba hacia la calle. Era grande y de color rosa, color de niña. Mis padres habían arreglado todo muy bien para no extrañar a mis ‘’otros’’ padres aunque la verdad, era mejor no pensar que habían muerto, ya que yo todavía podía recordar a mi madre hablarme junto a mi padre, para mi ellos no habían muerto, simplemente se habían tomadounas vacaciones.
Pasaron los días, mi padre había conseguido un trabajo en un Banco y mi madre estaba en mi casa junto a mí ya que no podía trabajar. Me ayudaba a leer y escribir todas las tardes. Incluso a hablar el idioma del chofer. Un día, mi madre se había puesto a arreglar en patio de frente ya que las flores comenzaban a ponerse color café. Yo también Salí a ayudarla. Comencé a regar elpatio cuando me di cuenta de que el chico de la otra vez estaba un poco cerca de mí.
-Hola- dijo con una voz un poco gruesa pero como aterciopelada. Me hizo ponerme la piel como erizada.
-Hola- volteé a verlo a sus ojos cafés claros. Al parecer se había dado cuenta de mi timidez ya que él se sonrojo y rio.
- Mucho gusto, soy Carlos tu vecino de enseguida. Me señalo a su lujosa pero linda casa dejunto.
- igualmente, soy Elizabeth Clain-
- ¿Podrías salir mañana a platicar?-
- mmm, tratare de decirle a mi madre pero no creo que lo tome muy bien-
- Si no te deja, yo mismo voy a pedir permiso-
-este bien-
- Entonces mañana te veo, gusto en conocerte Elizabeth-
- Igualmente Carlos, hasta luego- Me dio un delicado beso en la mano y se marcho a su casa. Yo simplemente seguí regando...
tracking img