Funes el memorioso3

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6683 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El muerto
El muerto Jorge Luis Borges Cuento. Esta es la historia de Benjamin Otálora, un pobre diablo de los suburbios de Buenos Aires,que termina siendo jefe de contrabandistas por poco tiempo. Con 19 años de edad, le encomiendan llevar una carta a un tal Azevedo Bandeira a Uruguay. Hacia la medianoche, Otálora, que no ha encontrado aún al destinatario en Montevideo, detiene una pelea detroperos ebrios al parar el cuchillo que uno de ellos está por clavar a un hombre de galera oscura y poncho. El hombre resulta ser Azevedo Bandeira; jefe de contrabandistas. Desde ese día, Otálora pasa a ser parte de los hombres de Bandeira. Como tropero, Otálora aprende antes de un año la vida agreste del gaucho, montar a caballo por interminables llanuras, dominar lazo y boleadoras, a soportar elcalor y las heladas. Pero él desea mas, ser tropero es ser sirviente y aspira ascender a contrabandista. Su primer paso es herir a un compañero y tomar su lugar. Pasado otro año, Otálora debe regresar a Montevideo a la casa del patrón, donde le encomiendan llevarle el mate a su habitación pues este se encuentra enfermo. Otálora siente desdén por Bandeira a la vez que tiene la oportunidad de conocer ala mujer de pelo rojo que acompaña a Bandeira.
Días después Otálora es enviado al norte a una estancia lejana llamada El Suspiro, allí se entera de que Bandeira llegará pronto para arreglar cuentas pendientes con algún forastero agauchado que esta queriendo mandar demasiado. Primero llegan armas y pertenencias traídos por un capanga o guardaespaldas de Bandeira, cuyo nombre es Ulpiano Suárez.Otálora comprende que el éxito de sus planes depende de ganar la amistad del capanga, y; tras confiarle su plan, Otálora comienza una campaña de suplantación y desobedecimiento de órdenes provenientes de Bandeira, como también el ferviente deseo de poseer el caballo colorado de su jefe y de paso; y por que no, a su mujer; así que apresura sus planes, usurpa el lugar de Bandeira, monta su caballo yduerme con la mujer de brillante cabellera. Bandeira taciturno lo descubre, obliga a la mujer a besar a Otálora y para rematar; el supuesto aliado de Otálora, Ulpiano Suarez, lo mata de un tiro de revólver.

HOMBRE DE LA ESQUINA ROSADA


Resumen del cuento

El narrador cuenta que una noche estaba en "salón de Julia", un lugar donde se bebía, bailaba y se alternaba con prostitutas en el BarrioSanta Rita que en ese entonces era una zona rural en los suburbios de la ciudad de Buenos Aires, cuando entró Francisco Real, apodado El Corralero dándole un empellón a la puerta. Era un hombre alto, fornido vestido de negro con una chalina color bayo, que venía de otro barrio, del norte, en un coche acompañado de otros hombres. Su actitud provocativa hace que primero el narrador y luego otrosconcurrentes se le fueran encima para pelearlo, pero el recién llegado los aparta mientras sigue hasta el fondo del lugar donde estaba Rosendo Juárez, conocido como El Pegador. Este último era un hombre que trabajaba como elemento de choque para un caudillo político y que por su coraje y habilidad con el cuchillo era respetado todos y admirado por la mayoría de la gente del barrio. Su mujer,conocida como La Lujanera era, entre las que iban al lugar, la más codiciada por los hombres. El Corralero desafió a Rosendo diciéndole que quería ver cuánto coraje y habilidad tenía, dada su fama de cuchillero y de malo; todos los presentes se mantienen expectantes aguardado el duelo pero El Pegador se negó a pelear. La Lujanera se le acercó, le sacó su cuchillo de entre las ropas y se lo dio en la manopero El Pegador lo lanzó por una ventana que daba sobre el arroyo Maldonado. Entonces su mujer se arrimó al Corralero, le dijo que dejaba a Rosendo porque era un cobarde y comenzaron a bailar juntos. Los demás concurrentes hicieron lo mismo y al rato ambos se marcharon abrazados. El narrador, que se sentía deshonrado y avergonzado, salió del salón con falsas excusas y volvió poco después. Al...