Futbol en lkois ayeres

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1110 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 28 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
dfdfsd no me perdía ninguno de sus partidos televisados de participación en la Copa Libertadores de América!. América era un equipo que compensaba a sus hinchas justo hasta la final ..., pues en la fase inicial y semifinal siempre convertía los goles necesarios para continuar con vida , excepto en las finales cuando siempre le faltaba un centavo pa el peso. Y es que el América tuvo una de lasmejores nóminas durante esos fines de los 80’s! Qué hincha de los Diablos rojos no recuerda a Roberto Cabañas y sus mágicas chilenas? Cuál hincha de los escarlatas no recuerda el toque toque del espigado rubio argentino Ricardo Gareca con el experimentado uruguayo Juan Manuel Bataglia y sus espectaculares goles con pierna izquierda, derecha, cabeza y todo ? Cómo olvidar al arquero argentino JulioCésar Falcioni y sus increibles atajadas , inclusive de penaltis con dinamita? Por algo le llamaban “el gato”, si Señor! Y qué personalidad gigante tenia este hombre! Evoco por ejemplo lo que Sucedió una noche en Medellín, corría 1988 , era una de mis primeras asistencias al Estadio Atanasio Girardot para un partido del campeonato colombiano, América enfrenta al “poderoso” de la montaña , logró unempate como visitante gracias a las atajadas de su inmenso arquero Falcioni...Los hinchas furibundos le gritaban “la madre” y hasta sugerian en sus insultos dudar de su opcion u orientación sexual, y el hacía como si no escuchara...con las injurias le lanzaban simultáneamente tomates , naranjas partidas y medio peladas , que el guardavallas soberbio y sonriendo , recogía para englutirlas saciando sused causada por el trajín del juego y demostrando no desconfiar de la intención extrema malvada de los hinchas seguidores del otro “rojo poderoso”. Y es que Falcioni sabía que todo se trataba de un simple juego.

Mi pasión por el “el mejor espectáculo del mundo” se despertó por allá en 1978, cuando tuvo lugar el Mundial en Argentina. Yo contaba apenas 9 años . Y quizás por la voluntad y aficciónde los adultos que me rodeaban y que “manipulaban” los televisores de tubos, veía sobretodo jugar al equipo gaucho . En aquel evento me llamaron poderosamente la atención sobre todo el ariete de la selección albiceleste Mario Alberto Kempes y el arquero Hugo Matildo Fillol; Maradona aun no existía en el concierto mundial del fútbol ...Los goles de Kempes y las atajadas de Fillol, tambiénquedarían por siempre en mi memoria!
Ahora, estoy plenamente convencido que sólo un mundial de fútbol he seguido en su totalidad, aquel de 1982, realizado en España. Tenía 13 años y le hacía frente a una edad relativamente tranquila, ajena a preocupaciones o graves traumas psicológicos. Qué año aquel, lejos de toda turbulencia adolescente y de preocupaciones adultas! Creo que eso me ayudó a seguir partidoa partido y hasta casi llenar un album con las “monas” que se recortaban de los mismos periódicos ...

La vida de seminario (que habia comenzado en 1988) me ayudó a progresar en el fútbol y a aumentar cada día mi aficción por él . Después del América yo llegué a entusiasmarme con el equipo de la capital de mi departamento.... En 1991, comencé a interesarme en el Once Philips como se llamaba enese entonces. Porque me dije a mí mismo, no era justo ignorar y olvidar de apoyar el equipo de mi región...Cada domingo comencé a escuchar la radio y a estar al tanto de lo que sucedía con el equipo blanco de Manizales. Y fue justo en esos años que el equipo caldense empezó un camino que lo llevaría a la cima en el 2003 cuando ganaría por segunda vez y después de casi cincuenta años el torneocolombiano y en el 2004 cuando consiguiera para Colombia la segunda Copa Libertadores de América, superando a los grandes Sao Paulo de Brasil y Boca Juniors de Argentina. Irónicamente no pude seguir los partidos más importantes de mi equipo albo por las lejanías y las limitaciones que tiene la misión, pero todo ese sacrificio se lo ofrecí al Señor, porque en esos momentos cumbres del deporte...
tracking img