Gustavo adolfo bécquer. selección de rimas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (471 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Del salón en el ángulo oscuro,
De su dueño tal vez olvidada;
Silenciosa y cubierta de polvo
Veíase el arpa.
¡Cuánta nota dormía en sus cuerdas,
como el pájaro duerme en las ramas,
Esperando lamano de nieve
Que sabe arrancarla!
¡Ay! -pensé-.¡Cuántas veces el genio
Así duerme en el fondo del alma,
Y una voz, como Lázaro, espera
Que le diga:'Levántate y anda'!

XXI
¿Qué espoesía?-dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul-.
¿Qué es poesía?¿ Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.

XXIII
Por una mirada, un mundo;
Por una sonrisa, un cielo;
Por un beso... ¡Yo no séqué te diera por un beso!

LII
Olas gigantes que os rompéis bramando
En las playas desiertas y remotas
Envuelto entre la sábana de espumas,
¡Llevadme con vosotras!
Ráfagas de huracán, quearrebatáis
Del alto bosque las marchitas hojas,
Arrastrado en el ciego torbellino,
¡Llevadme con vosotras!
Nubes de tempestad, que rompe el rayo
Y en fuego ornáis las desprendidas orlas,
Arrebatadoentre la niebla oscura,
¡Llevadme con vosotras!
Llevadme, por piedad, adonde el vértigo
Con la razón me arranque la memoria...
¡Por piedad!... Tengo miedo de quedarme
Con mi dolor a solas!

LIIIVolverán las oscuras golondrinas
En tu balcón sus nidos a colgar,
Y otra vez con el ala a tus cristales
Jugando llamarán;
Pero aquellas que el vuelo refrenaban
Tu hermosura y mi dicha alcontemplar,
Aquellas que aprendieron nuestros nombres,
Esas...¡no volverán!
Volverán las tupidas madreselvas
De tu jardín las tapias a escalar,
Y otra vez a la tarde, aún más hermosas,
Sus flores seabrirán;
Pero aquellas cuajadas de rocío,
Cuyas gotas mirábamos temblar
Y caer, como lágrimas del día...
Esas ... ¡no volverán!
Volverán del amor en tus oídos
Las palabras ardientes a sonar;
Tucorazón de su profundo sueño
Tal vez despertará;
Pero mudo y absorto y de rodillas,
Como se adora a Dios ante su altar,
Como yo te he querido..., desengáñate,
¡Así no te querrán!

LXVIII
No...
tracking img