Habitación extraña

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (498 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HABITACIÓN EXTRAÑA

Ahora ya me encontraba totalmente despierto y empezaba darme cuenta de que me hallaba en una habitación extraña. Estaba anonadado. Intenté recordar las circunstancias de lanoche anterior y, curiosamente, ahora las tenía vividas en la memoria: la cena de despedida de soltero de Igor, la entrega de paquetitos, mis interrogantes sobre si estaría intoxicado debido al cacho degamba que me había comido sin querer, un par de copas que me tomé,… y ya no recuerdo más, que extraño, bueno también recuerdo mi lenta manera de desvestirme, la frialdad de la almohada contra mi caraarrebollada,… siempre me ocurre igual no me acuerdo de nada.¿Por qué bebería tanto? Sentí una súbita inquietud. ¿Había sido anoche o la noche anterior? Con la resaca que tenía no podía haber pasadomás de un día, me dolía terriblemente la cabeza, estaba mareado y no sabía donde estaba, mi situación era inmejorable.

Me levanté y busqué un interruptor de la luz para poder ver donde me encontraba.Cuando al fin lo encontré, me di cuenta de que me encontraba en el salón de una casa. Había estado durmiendo en el sofá y alguien me había colocado una manta encima. Era obvio que estaba en casa dealguien pero, ¿de quien? Intenté buscar la cara de alguien conocido entre las fotos que había repartidas por la sala, pero o hubo suerte, casi no había fotos y las que había eran de postales ypaisajes.

Seguí mi investigación de en casa de quien me encontraba por la cocina y lo única información que pude obtener de allí era de que el dueño de la casa era hombre, (debido al desorden, porsupuesto) pero que era uno de estos hombres de los que se cuidan. No había nada de chocolate ni ningún producto que pudiera ser perjudicial para la salud: como patatas fritas, filipinos, croissant-s,… aunquesi se cuidaba tanto iba a ser complicado que fumara pude comprobar debido a la inexistencia de ceniceros que en efecto, aquel hombre no fumaba.

Iba cerrando el círculo. Suponiendo que hubiera...
tracking img