Hacia una ciberhumanidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4146 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
"Somos los Borg, bajen sus escudos y rindan sus naves. Sumaremos sus características biológicas y tecnológicas a las nuestras. Su cultura se adaptará para servirnos. Resistirse es inútil."
Introducción
Intentar imaginarse la sociedad del futuro puede implicar - como suele suceder - enfrentarse al temor absoluto, a la muerte. Vencer el miedo es “mirarlo a la cara”, “verlo” y la visión es elsentido que ocupa un 70 por ciento de nuestras neuronas, un sistema perfecto… casi, porque el engaño o la magia, a menudo, nos hace ver realidades que no son, que construye nuestro cerebro. Así también actúa la semiosis, hace la realidad, dota de significado a las cosas, a los hechos y los sentidos. Si esa capacidad semiótica es esencialmente humana, el futuro, entonces, está en nosotros.
La Bibliaafirma que “en el comienzo fue el verbo”, a esa metáfora le podemos sumar luego la imagen, la escritura, la imprenta, la radio, el telégrafo, el cine, el teléfono, la televisión, los computadores y hoy, la Red. Cada invento, cada avance tecnológico fue un cambio, un nuevo código que modificó a la sociedad y lo actual, no es una excepción.
Todo cambio conlleva temor o, al menos, natural incerteza,frente a lo cual los sistemas sociales encienden sus controles para evitar desaparecer.
Algo se pierde allí. Como el niño que antes de caminar identifica con extraños e innovadores vocablos aquello que le gusta y lo que no, son “palabras” con significados que se pierden en el tiempo, salvo para madres o padres que dieron a esos códigos su propio sentido con la esperanza de guardar el recuerdo deuna época y traerla al presente con sólo decir el extraño sonido/significado.
La red controlada pierde y decir ahora que la tecnología del futuro pondrá en riesgo a la humanidad, es una desesperada, inútil y frecuente forma de intentar controlar (no sabemos por qué, ni para qué) eso que está viniendo, ese cambio sin control, esa construcción permanente que no se ve, pero que está. Huxley,frankenstein, …
Es así como a pesar de las advertencias literarias o cinematográficas, la humanidad está dotando de su aparente único bien exclusivo a las máquinas y a través de ellas, una vez más, se está modificando a sí misma, en su lenguaje, en su construcción de significados, en sus formas de relacionarse, en su realización de mundos.
El cambio no es forma, sino contenido y forma. Máquinas quecomunican hay desde el siglo XIX, lo nuevo es el espacio como decía Foucoult, pero sobre todo es la Red, ese sitio sin lugar, ni restricciones, esa puerta, esa llave a todos los mundos imaginables, creables, la Red hoy es el verbo, ella construye los significados y en ella todos somos iguales o, al menos, tenemos las mismas posibilidades y allí radica su riesgo, pero ante todo su esperanza.Cuando las utopías como la igualdad social caían, la humanidad paría nuevos conceptos y con ellos nuevas realidades que superaban silenciosamente al temor y al control, nunca suficientemente fuertes y eficientes para detener la más clara función de los seres humanos sobre el planeta: Sobrevivir.
La esperanza es la aliada predilecta y eficaz para tal cometido. De hecho, nada se construye con depresióny amenaza y hoy, como ayer, la esperanza está ante nuestros ojos, sólo que hay algo, alguien, que siempre nos dificulta verla, eso también pasa con la Red, donde libertad e igualdad, son amigos fraternos que podemos aceptar o rechazar.
La Heterotopia , el otro lugar, no es un nuevo orden, sino uno transformado por códigos yuxtapuestos de una manera diferente a lo hecho hasta entonces, elingeniero … nos dice que es “un nuevo subsistema funcional, es inclusión a partir de exclusión de otro subsistema, con su propia inclusión/exclusión, en que tanto la inclusión/exclusión no es trivial y no siempre posible. (En los asilos de ancianos la exclusión es la muerte al igual que el condenado a cadena perpetua, véase también la dificultad que tiene un condenado a reinsertarse en el mundo...
tracking img