Hhthntyjh

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3693 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Paz
Es generalmente definida, en sentido positivo, como un estado a nivel social o personal, en el cual se encuentran en equilibrio y estabilidad las partes de una unidad, y en sentido negativo, como ausencia de inquietud, violencia o guerra.
Desde el punto de vista del Derecho internacional, y por extensión de la definición anterior, el término Paz es un convenio o tratado que pone fin a laguerra (como por ejemplo, el proceso de Paz de Westfalia).
Puede hablarse de una paz social como entendimiento y buenas relaciones entre los grupos, clases o estamentos sociales dentro de un país. En el plano individual, la paz designa un estado interior, exento de cólera, odio y de sentimientos negativos. Es, por lo tanto, deseada para uno mismo e igualmente para los demás, hasta el punto deconvertirse en un saludo (la paz esté contigo) o una meta de vida.

No hay camino para la paz, la paz es el camino.

Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes.

Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas: La paz.

La paz exige cuatro condiciones esenciales: Verdad, justicia, amor y libertad.La paz comienza con una sonrisa.

No basta con hablar de paz. Uno debe creer en ella y trabajar para conseguirla.

Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de la paz.

Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera.

No hay verdadera paz sino viene acompañada de equidad ,verdad, justicia, y solidaridad.

.
Todos quieren la paz, y para asegurarla, fabrican más armas que nunca.

El mantenimiento de la paz comienza con la autosatisfacción de cada individuo.

La paz más desventajosa es mejor que la guerra más justa.

Todos quieren la paz, y para asegurarla, fabrican más armas que nunca.

Jamás hubo una guerra buena o una paz mala.

CUENTO
-Hola-interrumpió más que saludar el anciano.
-Tiene usted, finísimo caballero, unos cuantos minutos para dispensarme?- prosiguió el viejo charlatán- Solo, ambiciono que me preste sus oídos y su imaginación, para que se trepen en las palabras del relato que anhelo compartir, un cuento triste y alegre, que empieza en ‘hola’ y termina en ‘adiós’, no aspiro emolumento alguno por mi narración, aunque lo tomaríade buen grado si usted, distinguido caballero, resolviera alimentar mis áridos bolsillos. 
El elegante transeúnte de esos victorianos empedrados tomo asiento en un banco cercano, y con un amable ademán invito al anciano narrador a compartir su tiempo.
Mientras ese viejo extraño se ubicaba junto al caballero en aquel oportuno banco, sin mas prolegómenos, comenzó a relatarle un cuento triste yalegre que empezaba en ‘hola’ y terminaba en ‘adiós’
Se trataba el mismo de un oscuro juglar de las comarcas de Wicklow, que acopiaba en su alma la pena de no ser amado, sus precarios cantares, se estrellaban en la indiferencia de las doncellas, como las olas del mar irlandés se volvían espuma al pie de los acantilados. 
No tenía decidido si era la burla o el desatento silencio la mas dolientepuñalada en su corazón, cada vez que exponía sus mas lucidos versos. 
Fueron las insensatas habladurías que lo decidieron a partir a Raheenmore, donde, según la chusma, vivía una hechicera llamada Morvern. Ella y solo ella, aliviaría su pesar.
Partió al alba, y no brillaba aun el sol del mediodía cuando se encontró frente a la cabaña que Morvern habitaba.
Golpeo la pesada puerta, que al abrirse,embargó al mozalbete de una magna sorpresa: No era Morvern una vieja bruja rasposa, sino una hermosa joven de rojo y pesado cabello y de una mirada azul que cegaba.
La bella hechicera no lo invito a pasar, sino que lo tomo de la mano y le sugirió que le contara las penas que lo trajeron a ella, mientras caminaban por la campiña.
Cuando la joven hubo oído lo necesario, le dijo:
-El corazón de...
tracking img