Hidalgo y morelos excomuniones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2317 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HIDALGO Y MORELOS,
Sus obispales Excomuniones.

* I –
José Fabián Ruiz.

Fresca está aun la tinta del artículo periodístico difusionado en varios medios estatales y nacionales del Señor Director del archivo histórico del Arzobispado de México, don Gustavo Watson Marrón, quien bajo el título de: “No murieron excomulgados” se refiere a los subsistentes y variados edictos obispales yresolución inquisitorial que incuestionablemente le declararon a su hermano en Cristo y Padre de nuestra nación mexicana, don Miguel Hidalgo y Costilla… y solo nos referimos a este irrecusable héroe de la Independencia por cuanto a la otra supuesta excomunión del vallisoletano don José Ma. Morelos, a la fecha no hemos dado con el referido edicto, que si acaso existió según los dícereshistoriográficos y bajo la interrogante del fiscal inquisidor al reo Morelos, le fue dictado para el mes de julio de 1814 por el propio Obispo Queipo, pero andavete de su mencionado documento, no obstante fue debidamente considerado en autos por el acusado como invalido conforme al canon católico romano, como bien es de constatarlo leyendo la “Causa”.

Pero no podemos dejar en el tintero la aclaración que nosolo fue un edicto de excomunión del 24 de septiembre de 1810 dictado por, leo: “Don Manuel Abad y Queipo, Canónigo Penitenciario de este Obispado de Michoacán…”, sino para el 13 de octubre del mismo año, el funesto Tribunal de la nada Santa Inquisición le remachó otro edicto de excomunión dentro del proceso que desde 1800 le venía guardando por denuncia de los chismosos mercedarios y del que yahablamos en líneas periodísticas anteriores, pero aun hay más del tema, porque siguieron con un rosario más de excomuniones contra el Sr. Hidalgo, a saber: del propio obispo Abad y Queipo un segundo edicto excomulgatorio poco antes de huir de Valladolid en octubre de 1810, y no contento con su conocida invalidez obispal canónica, como adelante veremos, le remachó un tercero en marzo de 1811,mismos que fueron ratificados documentalmente por otros usías obispales, ninguno como vemos, criollo, menos mestizo, sino todos españoles y altos prelados por supuesto, y ejemplificados por monseñor Francisco J. Lizana Beaumont, como Arzobispo Primado de México, como también no podía faltar el del preocupado obispo de Puebla y siempre crítico de Morelos, Monseñor C. González Campillo, y así vemos quefueron varios los edictos y varios los prelados excomulgadores pero hay que admirarlos y esto es la verdad, tal que eran los defensores del monarca español Fernando VII cobardemente detenido en Francia, y que no lo hacían por la alteración social de su explotada feligresía, sino de la segura pérdida de su agraciada chamba curial, atacada precisamente tanto por Hidalgo (Manifiesto de Valladolid de1810) y por Morelos (Sentimientos de la Nación. Art. 4, etc.).

No deja pues de ser un difícil tema histórico – eclesiástico al que existe la necesidad de penetrar a él y lo expresamos como preámbulo y lo relatamos con serenidad pero también con seria juridicidad cronicada, a fin de solventar el escollo de la intervención eclesiástica de aquella época independentista de nuestro país, sin dejarde mencionar que tanto el aparato de la Santa Inquisición como de los diferentes prelados obispales que antes señalamos, todos sin excepción eran conducidos y regidos por oriundos españoles peninsulares, no criollos ni mestizos, menos aun indígenas novohispanos, por lo que resulta clarificado que todos estos jueces inquisitoriales y todos estos prelados obispales estaban al servicio del monarcaespañol y por ende defendían con su aptitud el estatus social imperante de su época, aunque ciertamente fuere tiránico y esclavista, y que además era atacado por Hidalgo y Morelos como insurgentes (recordemos el ¡Abajo el mal Gobierno!, de Hidalgo, y el Bando de Abolición de Castas, de Morelos) y con su acción revolucionaria emancipadora estaban socavándolo.

Por ello y regresando a la...
tracking img