Hisoria de amor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3355 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Era el año de 1943. Vivía en el pueblo de Río Blanco, junto con mi hermana y mi madre, en la gran hacienda de Los Azulejos. Siempre lista y atenta para el momento… ésa soy yo, mi nombre es Emilia Porthos. Soy simplemente una joven con una linda historia que contar.
Todo empezó el 14 de noviembre, era otro día lluvioso y con gran viento y como de costumbre me levanté, preparé el desayuno y luegofui a la vereda Brignston, que está cerca de mi casa, a recoger flores .Como cualquier joven de 20 años de río Blanco, me encanta dar un pequeño paseo por el parque Rolly, que está cercano a mi hogar y fue donde lo vi por primera vez. Entonces sucedió… nuestras miradas se cruzaron y chocamos, muy débilmente, caí al suelo y mis flores se esparcieron pero era él… el joven más apuesto que he visto.Listo y sin prejuicios, me ayudó a incorporarme.
Además de su varonil figura, eran sus hermosos ojos marrón los que dejaron me dejaron cegada y sin palabras. Por un momento sentí que no iba a aguantar más, los nervios me mataban, no sabía qué decir, pero le dije muy simple: Hola, ¿Cómo estás?, él me contestó con un simple hola. Era John Miller, el joven de los ojos marrón que cegaron mi mirada.Platicamos por un momento. Él, dulcemente, me ayudó a recolectar más flores, en el trayecto nos presentamos, platicamos y simplemente nos enamoramos. Claro, era obvio, amor a primera vista. Llegamos hasta mi portón. Ya era momento de regresar a la rutina, cuando él mencionó:
-¿Te volveré a ver?- Nerviosa y emocionada le conteste: -Claro, pero… ¿Cuándo? y él me dijo: mañana en el parque bajo elviejo roble.
Rápidamente entre a mi hogar y corrí a contarle a Joan mi hermana menor, quien por cierto no se encontraba, pero a la que si encontré fue a mi madre que, muy alegre, no se encontraba:
- Hija: me acaban de informar que tu prometido Raúl regresara en una semana-
¡No podía creerlo!, era imposible que me pasara esto a mí. Había apenas conocido al amor de mi vida y se arruinaría porcompleto. Está bien. Me calmé, pero realmente esto era verdad. Un azotón de puerta me desconcentró y era Joan que se encontraba muy alegre y me dijo:
– Emilia: ¿Qué crees? Acabo de hablar de nuevo con él.
Para esto, yo nunca había conocido a ese chico misterioso que traía loca a mi hermana, pero mencionó que mañana vendría a la hacienda. Mientras ella alegre estaba, yo me ahogaba en la amargura deno poder estar con mi verdadero amor. ¿Jamás acaso podré volver a ver a ese joven de ojos marrón?
Pasó la noche, la mañana llegó y ya me hacía a la idea de no volver a ver a mi príncipe azul jamás. Inesperadamente, tocaron a la puerta y Joan se lanzo a abrir. ¡Era John! Se quedo atónito y tiro el ramo de flores que traía para mi hermana, por la impresión de darse cuenta que yo me encontrabaahí.
Al darme cuenta que el hombre que me gustaba se encontraba saliendo con mi hermana fue lo peor que me pudo haber pasado, pero soporte la pena y dolor y me dirigí a mi habitación. ¡Mi hermana estaba enamorada del mismo hombre que yo! No era posible. ¿Por qué entre tantos hombres tuvimos que dirigir nuestras miradas hacia él?, Pasaron las horas y mis lagrimas ya habían cesado. No podía llorarmás, era imposible concentrarme en otra cosa que no fuera en su aroma, su cabello, su mirada. ¡Calmada! esto no puede estar sucediendo. O tu hermana o el chico de tus sueños. Bajé las escaleras esperanzada de que él ya no estuviera ahí pero… ¿Qué pensaba yo?, ¡Claro que iba a estar allí!, Y lo peor es que se quedaría a comer en mi casa. ¡Pesadilla! Mas desesperada no me podía sentir esto no podríasalir peor al lo que mi madre me ordeno:
-¡Emilia, ven a ayudar a llevar las cosas a la mesa!- ¡No podía ser!...
Finalmente me armé de valor y me dirigía ayudar. Estuve normal. Ida, pero a la vez concentrada en no pensar hacia él de otra manera, cayó la noche y John ya se había marchado. Joan no paraba de platicarme su gran experiencia de cómo había sido su primer encuentro y hasta cómo...
tracking img