Historia de un cubano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1163 palabras )
  • Descarga(s) : 22
  • Publicado : 26 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La historia de un cubano en Saltillo
Paola A. Praga

Guillermo salió el 10 de septiembre a las 7: 32 de la tarde de Cuba. Como tantos otros que, en una balsa arriesgan su vida en el mar, se echó a la marea junto con 21 personas más sobre un pequeño bote. Su destino: las Islas Caimán. Había crecido con la ideología de la Revolución y no pensaba dirigirse a los Estados Unidos aquel año de1994.
Fue parte de los protagonistas del tercer éxodo cubano, cuando cerca de 32 mil personas salieron de manera voluntaria, luego de que Fidel Castro diera un plazo de 72 horas a todo aquel que quisiera abandonar la isla. Llevaba una buena vida en su patria, pero la necesidad de buscar nuevas experiencias y conocer nuevos horizontes lo llevó a dejar Cuba.
A 15 años de su salida de la isla,Guillermo Ramírez Salazar actual presidente de la Asociación de Cubanos Residentes en Coahuila AC relata en entrevista las experiencias que marcaron su vida y su llegada a Saltillo, ligada al deporte del box y las ganas de salir adelante.
ABANDONAR LA ISLA.
Cuando salió de Cuba era miembro de la Unión de Jóvenes Comunistas y se había desempeñado como asesor del director de deportes delgobierno cubano. su vida transcurría de manera normal, conforme a la ideología castrista, sin embargo una pregunta hecha por un paisano le sembró la semilla de la curiosidad.
“A mi me sucedió algo que me motivó a tomar la decisión de dejar la isla, fue el desconocimiento de lo que podía hacer fuera o lo que existía fuera, me fui motivando porque unas personas que yo ayude para que salieran del país,me dicen y ¿tú porque no te vas? Y desde ahí me quede pensando y analizando las cosas”
En menos de 10 días Guillermo tomo la decisión más importante de su vida: irse de Cuba. En consenso con otros cubanos compraron un bote y acompañado de su hija y esposa se dirigieron hacia el sur, a las Islas Caimán, un lugar que el había investigado previamente y consideró como oportunidad para establecersepor un tiempo.
Fueron 5 días en el mar, comiendo lo que aparecía. “ Es algo que nunca lo vas a olvidar” dice Guillermo, porque durante esas 120 horas, sobre la balsa tuvieron que soportar tormenta, sol, marea alta y el temor a los tiburones, hasta que descubrieron que una delegación de delfines custodiaba su recorrido, ahuyentándolos. Su hija, que tenía 11 años en aquel tiempo viajo sedada: lospadres le daban pastillas para el mareo, para evitar que estuviera consciente de lo que estaban viviendo a la deriva.
“Llevábamos una brújula soviética que ya era vieja y nos dijeron cuando ustedes la pongan y ven que se carga mucho para un lado no se guíen por la dirección que les está dando, tienen que dejarla que repose para ponerla otra vez, no podíamos confiar absolutamente en ella”platica Guillermo entre risas.
Recuerda la desesperación de ese viaje que marcó su vida, pero otro recuerdo también persiste en su memoria y es que al llegar a tierra firme, en las Islas Caimán el bote en el que viajaban estaba destrozado, con las tablas de la base quebradas por lo que considera un milagro que hayan llegado con vida a esta zona.
Luego de permanecer medio año encerrado en las IslasCaimas y después de rechazar la posibilidad de renunciar a su nacionalidad cubana, fue trasladado a la base naval de Guantánamo, que en ese tiempo era un centro que recibía a todos los cubanos que se quedaban en altamar. Estuvo ahí cuatro meses ahí viviendo en condiciones infrahumanas.
La base naval tenía resguardados a cerca de 40 mil cubanos “En las Islas Caimán estuve en un campo deconcentración pero este campo era un hotel comparado con la base de Guantánamo, comíamos comida de cartón, la misma que le daban a los militares, en bolsas plásticas había alimentos y les ponías agua y se inflaban y eso era nuestra comida”.
En Guantánamo, narra Guillermo, la situación con el agua era difícil, las peleas por el líquido y la comida eran constantes porque había que subsistir, aunado...
tracking img