Historia presidencial de venezuela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 113 (28056 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 12 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PRESIDENCIAS DE VENEZUELA
DICTADURA DE PEREZ JIMENEZ: 1953-1958

Los resultados parciales de las elecciones se empezaron conocer, extraoficialmente, a pocas horas de concluir la jornada del 30 de noviembre. Representantes de los partidos en las mesas electorales, así como en las juntas municipales y principales, informaban constantemente a sus direcciones locales y regionales las cifrasacumuladas en el conteo de votos, y éstas eran comunicadas, por diversos medios, a las direcciones nacionales de esas organizaciones en Caracas. Los reporteros de la prensa diaria en la ciudad capital y sus corresponsales en el interior también recogían los datos disponibles a medida que se iban produciendo y los transmitían a sus mesas de redacción, convertidas para aquellos efectos en centros decómputos. A medianoche de aquel día, toda la información acopiada por los partidos y la prensa daba un triunfo arrollador a URD en el país entero y una escasa votación al FEI, excepto en el estado Táchira, donde el electorado sufragó mayoritariamente por el oficialismo. Los corresponsales de la prensa internacional enviaron sus despachos noticiosos al exterior dando por descontada la victoria«urredista».
En la casa nacional de URD hubo expresiones de sorpresa porque, aun cuando esperaban ganar, los resultados superaban con mucho sus estimaciones más optimistas. Los comentarios vertidos allí coincidieron en que se trataba de una multitudinaria manifestación de rechazo al régimen militar, capitalizada por el mensaje claro y firme que el Partido había sabido llevar a las masas. En el Gobierno lasorpresa fue mayor. Con la debida antelación. la Junta y el alto mando militar habían hecho un amplio análisis político y. sobre la base de muchos factores examinados y opiniones tomadas en distintas fuentes, habían llegado a la conclusión de que, si llamaban al proceso eleccionario y de alguna manera participaban en él, ganarían por amplio margen. El desconcierto hizo presa de los jefescastrenses, quienes se reunieron de emergencia para considerar la situación. Entre explicaciones en nada convincentes y protestas encendidas, se discutió la disyuntiva de reconocer o no los resultados de las elecciones. El problema era grave, porque decidir la segunda alternativa era pronunciarse contra la promesa de reconocer la voluntad popular expresada en el voto, hecha pública la noche anterior por elPresidente de la Junta en alocución al país. Pérez Jiménez, Llovera Páez y otros oficiales recomendaban rechazar el veredicto emitido por el electorado, alegando componendas de URD que habían violado las reglas del juego.
Mientras decidían qué hacer, impusieron al Consejo Supremo Electoral, por intermedio del ministerio del Interior y la policía política, que paralizara los escrutinios y nosuministrara datos oficiales de ninguna especie. La presión ejercida por el Gobierno sobre el máximo organismo electoral del país configuraba la fase inicial del fraude que vendría después. El conteo de votos quedó suspendido, y el 1 de diciembre fue convocada una reunión militar a fin de que los garantes del Gobierno resolvieran la posición definitiva a asumir. Muy pocos asistentes a esa reuniónestuvieron de acuerdo en aceptar el resultado de la consulta electoral, que a su parecer los había puesto en apuros y hasta ridiculizado. Por lo visto, no estaban preparados para la transición, porque su vocación de poder no les había permitido prever la posibilidad de resignar el mando en otras manos. Se ha dicho que la mayoría propuso a Pérez Jiménez que pasara a gobernar personalmente, a nombre delas Fuerzas Armadas, para dar continuidad a la obra de mejoramiento nacional de la que se consideraban autores; otras versiones sostienen que fue él quien solicitó de sus compañeros de armas esa designación y que, después de una tormentosa asamblea, prevaleció la imagen con la que progresivamente se había venido caracterizando: la de ser el militar con mayor ‘don de mando» y más amplia...
tracking img