Hombre que calculaba xxiv

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1359 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Hombre que Calculaba

Malba Tahan

CAPÍTULO XXIV En el cual Beremís, por medio de fórmulas, calcula la belleza de una joven. La división áurea. Cómo se determina, sin error, el valor numérico de la Belleza.

no de los hombres más populares de Bagdad es un turco, llamado Hassan Muarique, quien ejerce el cargo de jefe de guardias del sultán. Había yo observado que Hassan se tornaba día adía uno de los más asiduos concurrentes del “Patito Dorado”. Raro era el día en que el guapo capitán de policía no se presentara a hacer una consulta al calculista. Hoy, al regresar de la mezquita, encontré a Muarique en animada conversación con Beremís. Se trataba de la resolución de un nuevo problema, que parecía muy complicado, pues vi al talentoso matemático, indeciso, analizando figuras yaplicando fórmulas sin llegar a un resultado satisfactorio. Al final se retiró el turco con los guardias que lo acompañaban. Sólo entonces pude oír la explicación, de labios de Beremís, de aquel raro interés del turco por la ciencia. Me contó el calculista lo siguiente: - Hassan Muarique, capitán de la guardia, resolvió casarse con una joven llamada Zaira, hija del mercader Abul Lahabe, de Basora. Noquería, sin embargo, arriesgarse a pedir a la jovencita en casamiento, sin asegurarse previamente de si ella era hermosa o estaba desprovista de encantos. Ya había recurrido a todos los artificios imaginables para descubrir el rostro de Zaira, pero sin resultado. No quiso, sin embargo, guiarse únicamente por las informaciones de las viejas “catbeth”1, ya que esas casamenteras exageran las virtudesde las novias para engañar a los pretendientes ingenuos. Ante ese inconveniente, Hassan me ha pedido lo auxiliase a resolver el problema. ¿Cómo deberá hacer para asegurarse, antes del casamiento, de la belleza de su esposa? Hallé original aquella consulta y le dije:
Colaboración de Guillermo Mejía 1 Preparado por Patricio Barros Antonio Bravo

El Hombre que Calculaba

Malba Tahan

- LaMatemática dispone de recursos maravillosos. Con el auxilio de dicha ciencia puede el hombre calcular el peso de un camello, la altura de una torre o la belleza de una mujer. Y como él me mirase con ojos espantados, aclaré: “Sí, con el auxilio de una relación geométrica, puede el matemático determinar si una joven es hermosa o fea, es decir, si sus formas son perfectas o no. Es enteramenteinnecesario, para el novio, ver el rostro de su futura esposa para prevenirse contra cualquier desilusión. Basta dispones de media docena de medidas y aplicar a ellas las “fórmulas matemáticas de belleza” ”. - Exigí –prosiguió Beremís- que Hassan obtuviese ciertas medidas del rostro de Zaira. Esas medidas, tomadas en el interior del “harem” por una “catbet”, fueron entregadas al pretendiente. Disponiendo delos datos del problema, apliqué las fórmulas, calculé las relaciones, y llegué matemáticamente al siguiente resultado: “La joven Zaira, hija del mercader ABul-Lahabe, es linda como la décima tercera hurí del Cielo de Alah”. - Es increíble –observé- que pueda el Álgebra llegar a ese resultado. ¿Es posible saber en que consiste esa fórmula matemática de Belleza? - Nada más fácil –replicó Beremís-.Puedo explicar una relación curiosa, de un modo elemental y simple.

Dada cierta magnitud AB (representada en este caso por un segmento de recta), podemos dividirla al medio, o en dos partes desiguales. La división en dos partes desiguales puede ser hecha, es claro, de una infinidad de maneras diferentes.

Entre las divisiones de AB en partes desiguales, ¿habrá alguna preferible a las otras? -Sí –contesta el matemático-. Existe una manera “simpática” de dividir un todo en dos partes desiguales. Veamos en que consiste esta forma de división. Consideremos el segmento AB dividido en dos partes desiguales.
Colaboración de Guillermo Mejía 2 Preparado por Patricio Barros Antonio Bravo

El Hombre que Calculaba

Malba Tahan

Admitamos que esas partes desiguales representen la...
tracking img