Inhbidores de protones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2494 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Comprimido nº 16, marzo de 2009

USO GENERALIZADO DE LOS INHIBIDORES DE LA BOMBA DE PROTONES: CAUSAS Y CONSECUENCIAS
Numerosos estudios evidencian el exceso de prescripción de inhibidores de la bomba de protones (IBP) en atención primaria y hospitalaria.1-4 Concretamente en Baleares, en los últimos años, ha aumentado notablemente el número de recetas: en 2007 se realizaron 869.000, lo quesupone un incremento del 17% respecto al año anterior y del 38% respecto a 2005. Y es que, en la práctica clínica diaria, parecemos encontrar razones suficientes para prescribir IBP a pacientes que no los necesitan. Sin entrar en patologías con clara indicación (reflujo gastroesofágico, síndrome de Zoellinger Ellison, hemorragia por ulcus péptico), en este artículo discutimos si dichas razones seajustan a la evidencia científica, si tienen suficiente peso en la balanza beneficio/riesgo (¿los IBP no tienen efectos secundarios?), si solucionan problemas irresolubles de otra forma (¿IBP para síntomas dispépticos?) y, por tanto, si el incremento de consumo y el gasto producido son justificables.

¿MEDICINA BASADA EN LA EXPERIENCIA O EN LA EVIDENCIA? Profilaxis de la toxicidad gastroduodenalpor AINE Datos procedentes de estudios epidemiológicos y guías de actuación (NICE, Asociación Española de Gastroenterología) dicen que los factores de riesgo para toxicidad gastroduodenal por AINE incluyen “sólo” a los pacientes con:5-8 1. Antecedentes de úlcera péptica, hemorragia gastrointestinal o perforación. 2. Edad avanzada (> 65 años). 3. Terapia concomitante con anticoagulantes oglucocorticoides orales. 4. Comorbilidades graves (cardiovasculares, renales o hepáticas, hipertensión, diabetes). 5. Tratamiento prolongado con AINE a dosis máximas. 6. Tratamiento simultáneo con ácido acetilsalicílico en dosis bajas. Por tanto, pacientes polimedicados (¡pero sin AINE!) no requieren IBP, y pacientes menores de 65 años sin otros factores de riesgo, aunque tomen AINE, tampoco. Además, lasreacciones adversas gastrointestinales causadas por AINE son tiempo dependientes,9 dosis dependientes (la administración en altas dosis triplica el riesgo de aparición de complicaciones ulcerosas5,6), y el riesgo de inducir hemorragia y/o perforación gastrointestinal es diferente según el AINE utilizado.10 Así que debemos saber que no es lo mismo dar dosis altas de indometacina (AINE con mayorriesgo de toxicidad gastrointestinal) durante tres meses, que suministrar dosis medias de ibuprofeno (el de menor) durante dos semanas.

Profilaxis de las úlceras de estrés Un alto porcentaje de pacientes de nuestros hospitales reciben IBP para la prevención de úlceras de estrés. La evidencia muestra que éstas sólo se han estudiado en pacientes en UCI,11 y que, para que aparezcan, son necesariosfactores de riesgo “mayores”, tales como ventilación mecánica y coagulopatía,12 o varios factores “menores”, como shock, sepsis, traumatismo múltiple, fallo hepático o renal, quemados por encima del 35% de superficie corporal, receptores de

1

El Comprimido nº 16, marzo de 2009

órganos, traumatismo craneoencefálico o espinal, o historia previa de sangrado digestivo. Por ello, al alta de laUCI, en la planta de hospitalización, deberíamos darnos cuenta de que el paciente ya no requiere IBP. Finalmente, tras el alta hospitalaria, en atención primaria, deben replantearse las causas por las que a ese paciente se le administraron IBP y valorar si siguen existiendo.13 En diferentes estudios se ha comprobado que el 40% de los pacientes hospitalizados tomaban IBP sin estar indicados y lamayoría seguían tomándolos a los seis meses del alta.14 También se vio que la causa de tratamiento con dichos fármacos se especificaba únicamente en la mitad de los informes de alta, sólo en un tercio de ellos se indicaba una revisión de la fecha de prescripción, y en una mínima quinta parte, se detallaba la duración del tratamiento.15

IBP CONTRA LA DISPEPSIA: “JUGANDO A LOS MÉDICOS” La...
tracking img