Interpretacion del delito de torturas del codigo penal argentino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5422 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ha de asumirse la interpretación del art. 144 ter del Código Penal de la Nación Argentina, desde las siguientes guías valorativas.
Un aspecto preponderante en la interpretación de las leyes, es el elemento subjetivo, proveniente del propio legislador en la formación de la ley; de allí que la hermenéutica de las leyes tiene como objetivo dar plena efectividad a la voluntad del legislador (M.Schweizer de Caride y N. Lugones, “Pautas de Hermenéutica de la ley en la Corte de Suprema de Justicia de la Nación” en E.D. 97-903). De algún modo, el juez está vinculado a la decisión valorativa política jurídica del legislador histórico, sin que se pueda desligar fácilmente de los objetivos originarios (C. Roxin, “Derecho Penal”, Parte General, tomo I, pp. 149-150, nros. 30 y 32, Ed. Civitas,Madrid, 1999).
La deferencia a las intenciones del legislador, exige identificar estas intenciones y establecer el modo en que se relacionan con las formulaciones lingüísticas empleadas, pues la sistematización de las normas de un conjunto normativo presupone alguna adscripción de significado a los textos; y a los efectos de lograr esa adscripción de significado, la intención del emisor del texto nopuede ser soslayada, pues ello se vincula definitivamente con la comprensión del significado de las formulaciones normativas (P.E. Navarro, A. Bouzat y L. M. Esandi, “Juez y ley penal”, pp. 38-39 y 47, Alveroni Ediciones, 2001).
Por lo cual, la misión judicial no se agota con la remisión a la letra de la ley; los jueces, en cuanto servidores del derecho y, para la realización de la justicia, nopodemos prescindir de la “ratio legis” y del espíritu de la norma (CSJN, Fallos, 302:1284) o los fines que las informan (íd., Fallos, 264:152; 265:256 y 272:219), pues la hermenéutica debe responder razonablemente no sólo a su espíritu, sino a la observación y precisión de la voluntad del legislador.
En este punto, es conveniente recordar los criterios jurisprudenciales del máximo intérprete.
Asíadquiere relieve, el debate parlamentario, donde se pone en evidencia la intención o propósito del legislador, al discutir sus ideas y conceptos sobre el texto legal que elabora, pues “los jueces no están llamados a corregir las leyes ni a enmendar el léxico de los otros poderes” (CSJN, Fallos, 145:197), desde que “si por regla general, no es permitido a los jueces hacer adiciones a las leyes, loes menos cuando por ellas se contradice su espíritu o se restringen los derechos que acuerdan” (ibídem, Fallos, 2:190 y 196).
Es doctrina consolidada que no se presume la inadvertencia, impericia, inconsecuencia o falta de previsión del legislador (CSJN, Fallos, 1:300; 304:794; 307:518), por lo cual, no es dable la contradicción o el absurdo en los términos de la ley, debiendo ser interpretadostales términos de modo que armonicen sus disposiciones (Fallos, 214:612), pues deben ser entendidos como coherentes, evitando la aniquilación de una disposiciones por otras (Fallos, 223:227).
Y si la primera regla de interpretación de las leyes es dar pleno efecto a la intención o voluntad del legislador (CSJN, Fallos, 143:118; 183:241; 189:248; 194:371; 241:267; 281:146; 302:973; 303:248 y 612,578, 600 y 957), la primera fuente para rastrearla es la misma letra de la ley (Fallos, 223:227).
Y como la norma debe ser aplicada tal como la concibió el legislador (CSJN, Fallos, 300:700), debe interpretarse conforme el sentido propio de las palabras que emplean, sin violentar su significado específico (Fallos, 295:376) y aplicándolas directamente “con prescindencia de tesis que podrán serobjeto de consideración por el Congreso pero que son ajenas a la misión de los magistrados” (Fallos, 213:405 y 218:56).
Cuando la ley emplea varias locuciones sucesivas, debe inferirse que ellas no son superfluas, sino que han sido utilizadas con algún propósito (CSJN, Fallos, 299:167, 302:973, 304:1007 y 1733), pues la exégesis de la norma debe practicarse sin forzar su contenido (Fallos,...
tracking img