Invasión De Francisco De Miranda A Ciudad En Coro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4659 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de abril de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
SUCESOS DE LA INVASIÓN Y TOMA DEL PUERTO REAL DE LA VELA DE CORO Y CIUDAD DE CORO. AÑO DE 1806.

(Diario de un oficial realista)

En los archivos de la Academia, se han encontrado el original que reproducimos relativo a la toma de La Vela y Coro, por el General Miranda en 1806. Los hechos son narrados por un oficial español del realejercito que combatió al Precursor. Naturalmente, el realista ve en su adversario todas las infamias y todas las perfídias, como sucede siempre, incapaz como era con su miopía política de comprender el significado del intento revolucionario y el pensamiento independentista de signo continental del Generalísimo de nuestra Primera República.

Diario puntual y exacto de la invasión del Puerto Real deLa Vela de Coro y ciudad de Coro, hecha por el infame, pérfido y traidor Francisco de Miranda, desde el 1º de agosto de 1806 hasta el 13 del mismo mes y año, que precipitado y vergonzosamente, se le hizo poner en fuga por las victoriosas armas del Rey de España y sus leales corianos. Mandados por el Capitán del Ejército, Comandante de ellas en esta jurisdicción don Juan Manuel de Sálas, a saber:Día 1.—A las once y tres cuartos de esta noche, me dió parte el comandante de La Vela, Don José Vega. Capitán de Milicias. Graduados de infantería que las vigías de Barlovento habían observado que ocho buques grandes, muchos de ellos se dirigían al puerto. Inmediatamente despaché extraordinarios, a los comandantes de Paraguaná y Casicure Teniente de San Luis y comisionado, para que aprontasensu fuerza armada. La guarnición de esta ciudad tomó las armas, se dispuso la artillería y reforcé la Vela con 20 fusileros v 100 lanceros.

Día 2.—Al amanecer el vigía de La Retama observó, que la escuadrilla enemiga se componía de un "navio, dos fragatas. tres bergantines. y tres goletas ancladas a sotavento del puerto. Los dos bergantines se habían hécho a la vela con dirección al fondeadero,como también que los primeros indicaban desembarcar gente en la costa del Istmo; reiteré mis órdenes a los dichos comandantes y demás para que se pusiesen en marcha con sus fuerzas y yo con las mias de 80 fusileros y 234 lanceros, me situé en el paso del rio, punto medio entre la ciudad y la Vela con el objeto de cubrir Ía ciudad y ocupar los Médanos, si los enemigos desembarcaban en la costadonde comienza el Istmo, pero en la marcha otro parte de Vega confirmó el anterior con la diferencia de no expresar el desembarco que salió falso. Esta tarde observé con don Ignacio Emazabcl desde la vigía de La Retama y me aseguré que a sotavento había dos fragatas y un bergantín anclados, otra fragata grande, dos goletas de gabias y tres pequeñas voltegeando con dirección al fuerte de San Pedro, dosbergantines de mucho porte anclados delante de él que, en la boca del rio había un lanchón lleno de gente y últimamente que la disposición de los buques indicaba dos o tres desembarcos, ya fuese para distraer mis fuerzas a llamarlos al falso, mientras realizaban el cierto. Como estaba advertido que los enemigos podían reunir en la Isla de Trinidad 3.000 hombres y los buques a la vista podíancontener a lo menos 2.000, creí también que intentasen dirigir parte de sus fuerzas a la Boca del rio y Paguarita. Lo primero para cortar la retirada de la guarnición de la Vela, tomándola por su espalda y lo segundo para situarse en lo más estrecho del Istmo de la península quitándome el auxilio de esta fuerza numerosa, resolví replegarme a un punto que cubriese todas las avenidas desde la costa a laciudad, no distante de los parajes que la Vigía señalase al pueblo de Cumarebo, socorriese La Vela y me manifestase con fogatas, hachas y cohetes lo que observase por la noche, en ella tiraron los enemigos varios cañones sobre el fuerte de San Pedro, de hora en hora, correspondiéndoseles de nuestra parte con menos intermisión. Se me unieron 10 hombres que armé con lanzas.






Día 3.—En...
tracking img