JALISCO EN EL SIGLO XVI Y XVI

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1159 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de abril de 2015
Leer documento completo
Vista previa del texto
JALISCO EN EL SIGLO XVI Y XVI

De tal manera, a pesar de las disposiciones oficiales y de los esfuerzos del clero secular en favor de la castellanización, Nueva Galicia vivió durante el siglo XVI un proceso de nahuatlización, tanto de indios con otras lenguas como de los pocos habitantes españoles, tras el cual sobrevendría el mestizaje de usos y costumbres.
La vida de los neogallegosadinerados, como en el resto de la América española, giraba en torno de sus domicilios. En ellos se nacía y moría; se conmemoraban las festividades privadas y algunas comunes; se divertían y atendían negocios, y sobre todo, se jugaba a los naipes de muy diferentes maneras.
De no ser para acudir al templo o a los eventos públicos, aquella oligarquía salía a las calles sólo para lo imprescindible. Raras vecesse movían a pie; casi siempre recurrían al caballo o al coche, aunque el tramo por recorrer fuese corto. El medio de locomoción estaba tan ligado al estatus que difícilmente se prescindía de él.
De las casas de españoles sólo salían de vez en cuando a la vía pública, sirvientes y empleados de bajo nivel. Las plazas, con abrevaderos al centro, cumplían más bien una función comercial. En suscontornos se instalaban los vendedores que ponían sus comercios por la mañana y los retiraban por la tarde a fin de guardar la mercancía en los almacenes que cada quien poseía en su casa.
Tres cosas llamaban sobremanera la atención al recién llegado de Europa hacia 1621: una era la propensión a bañarse en los numerosos manantiales, por simple gusto o para curarse llagas y dolores; la segunda consistíaen el consumo generalizado de chocolate y la última venía a ser el uso del tabaco (mascado o fumado) reiteradamente.
Los pudientes gustaban de vivir en el centro; de modo que entre más hacia las afueras habitaba una familia, era, sin duda, más pobre. Hasta fines del siglo XVII, no se sabe de una sola casa particular que haya sido toda de cantera. En realidad, ni los edificios públicos lo eran,excepto la catedral y la iglesia de San Francisco.
De acuerdo con el nivel alcanzado por la educación y la arquitectura neogallegas en el siglo XVII, casi nada puede decirse del desarrollo de las letras y de las artes. Tonalá, por caso, uno de los lugares más poblados cuando los españoles llegaron, mantuvo una destreza alfarera que adquiriría gran renombre gracias al consumo que los habitantesdeGuadalajara realizaban de sus productos y a las adquisiciones para enviar a México e, inclusive, a España.
En el campo de las letras, el panorama se vio más retrógrado, debido al hecho de que Guadalajara no dispuso de una imprenta hasta el año 1793.
De tal modo, si no lograban los escritores que sus trabajos se imprimieran fuera de Nueva Galicia, sólo podían aspirar a que se hicieran unas cuantascopias de sus originales y circulasen de mano en mano entre un raquítico grupo de lectores. De cualquier forma, algunos pocos acertaron a ver sus textos en letras de molde.
Bajo tales condiciones, pronto se sintieron los primeros efectos de un incremento de los recursos humanos y económicos que se manifestaría, entre otras cosas, en un acelerado desarrollo de Guadalajara y demás poblaciones importantesde la Provincia de Nueva Galicia.
A comienzos del siglo XVIII, franceses e ingleses daban ya claras muestras de estar interesados en participar también de la colonización en América. Pronto se sumaron losrusos, aumentando la preocupación de las autoridades españolas que vislumbraban una competencia y un peligro para sus dominios más septentrionales, además del riesgo de perder las probablesriquezas de las tierras aún no colonizadas. De cualquier modo, la colonización de las tierras aún ajenas a la conquista española ocupó un importante sitio en la historia de Nueva Galicia, sobre todo porque dio lugar a una mayor trascendente metamorfosis económica, política y demográfica experimentada por la región. Guadalajara, por lo tanto, pasó a ser el punto de concentración para una larga serie...
tracking img