Juan rodriguez freyle

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1189 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Rodríguez Freyle, Juan

Escritor de cepa castiza, de los Freyles de Alcalá de Henares, nacido en Santafé de Bogotá, el 25 de abril de 1566, muerto hacia 1642. Nacido en una familia acomodada, era hijo de Juan Freyle y Catalina Rodríguez. Son pocos los datos que con certeza se conocen sobre la vida de Juan Rodríguez Freyle. No tuvo acceso a una educación completa. Se dice que aprendió a leercon el profesor García Zorro, y sus estudios elementales los realizó en una escuelita regentada por el maestro Segovia. Luego estudió dos años en el seminario San Luis, del que fue expulsado por colocar el apodo de Fray Sabata al arzobispo Zapata. Posteriormente militó en la guerra de pacificación de los indígenas. Se enroló en expediciones contra los indios timanaes y pijaos, esta última almando del presidente Juan de Borja. Permaneció luego seis años en España, como secretario del oidor Alonso Pérez Salazar. A1 morir éste, Rodríguez Freyle afrontó serios problemas económicos, quedando hijo del oidor muerto, pobre y en tierra ajena. Después de esta desafortunada estadía, regresó a su tierra natal y se estableció durante un tiempo en Cartagena.
CAPITULO XXI
Santiago, vino por fiscalel año de 1634; ascendió a oidor y hoy sir¬
ve su plaza.
El licenciado don Gabriel Alvarez de Velasco vino por oidor por agosto del año de 1636. Sirve su plaza.
El año de 1637, a cuatro de octubre, entró en esta ciudad don MARTIN DE SAAVEDRA GUZMAN, por presidente de esta Real Au¬diencia, que lo acababa de ser de la ciudad de Bari, frontera en el Reino de Nápoles.
El licenciado don JuanBaptista de la Gasca vino de Panamá, donde era oidor de aquella Real Audiencia, por visitador de la Ca¬sa de moneda. Entró en esta ciudad, por setiembre del dicho año de 1637. Está ocupado en este negocio y otros.
En este año de 1638 vino por oidor de esta Real Audiencia el licenciado don Bernardino de Prado, al cual se le cometió la re¬sidencia de don Sancho Girón, marqués de Sofraga, presidente quefué de la Real Audiencia de este Reino (1).

(1) Aquí terminó el editor Señor Pérez. No nos ha sido dable obtener el ma¬nuscrito de que él se sirviera para su publicación, el cual posiblemente desapareció entre los muchos originales de la antigua “Imprenta de Pizano y Perez, 1859”. Obsérvese que no aparece la nómina de los arzobispos y prebendados de la iglesia metropolitana con que el cronistadaría fin a su obra, según advirtió él al termi¬nar el catálogo de las ciudades, villas y lugares del Nuevo Reino de Granada (véase pág. 219).

Banco de la República
Biblioteca Luis Angel Arango

1. El Carnero
1/ obra de JUAN RODRÍGUEZ FREYLE
2/ en sus 21 capítulos comprende los sucesos más notables de Bogotá
durante los primeros cien años que siguieron al de 1538. El
santafereño empezóa escribir esta obra el 25 de abril de 1636.
Todavía estaba escribiéndola en 1638
3/El libro ha sido conocido con el nombre sintético de El
Carnero. Para las hipótesis propuestas sobre el sentido de este
título resumo las que figuran en el estudio de Hernán Lozano \
1) "Carnero" es el nombre genérico con que se designaba
a los manuscritos por estar forrados o escritos en pieles de carnero(Pé r e z ).

El Carnero es una crónica histórica y también un breviario de brujería, una antología de cuentos picarescos, una diatriba misógina escrita por un párroco prevolteriano en una ensimismada ciudad de los Andes sudamericanos llamada Santafé de Bogotá. Juan Rodríguez Freyle muestra cómo en el agua de los lebrillos podía saberse de las andanzas adulterinas de los maridos descarriados ycómo un sacerdote homicida veía teñirse de rojo la hostia en el momento de la elevación. Pero la inexhausta maravilla del libro no reside sólo en los prodigios de una cultura mestiza, con sus ancestros indígenas, español y negro, sino en la fuerza que con un lenguaje anacrónico, pero vivo, recrea un mundo en permanente trance de aventura, de fusión y cambio. Al buscar El Dorado se proseguía la...
tracking img