La amaste... lo amaste

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1391 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿LA AMASTE?... ¿LO AMASTE?

La tarde dejaba ver sus últimos destellos antes de dar paso a la noche. Algunos edificios empezaban a iluminar sus enormes estructuras, dándole un pintoresco panorama al majestuoso Palacio de Bellas Artes que, desde el sexto piso del edificio más pequeño del centro de la Ciudad, puede apreciarse justo detrás de aquél ocupado por las Oficinas de Correo Mayor. Sentadoen un sofá, tomando 15 minutos de descanso, traté de localizar algún texto interesante en librero situado junto a la ventana. Todo el ambiente se había tornado lento y por demás cómodo para regalarme algún tiempo de lectura. Abrí aquél libro y hubo algo que llamó mi atención; ya había escuchado desde hace mucho tiempo ésta expresión pero descubrir cuántas veces he caído en la misma interrogante noera algo fácil de aceptar, más que en muchas ocasiones, el efecto de trabajar a favor de ésta causa, había sido un sentimiento de soledad, cuestionando drásticamente, si los múltiples sacrificios hechos, tales como el tiempo con la familia, pareja, padres, hermanos, por ésta encomienda, habían valido la pena. Encendí la lámpara que se encontraba a mi derecha dispuesto a leer de nuevo aquéllafrase, la cual se tornó en color ámbar al contacto con la iluminación del lugar. La frase, aunque era la misma, siempre parecía decir cosas diferentes que cuestionaban y causaban demasiado ruido… “Yavé Dios, después de haber soportado por ti a lo largo de mi vida toda clase de atentados, burlas y asaltos al final ¿no serás Tú quizás más que un espejismo, un simple vapor de agua?” Jer 15, 15 – 18; lareacción inmediata era leer una y otra vez tratando de encontrar respuestas. A lo largo de nuestra vida, corta o larga, depende del cristal con que le echemos un vistazo y lo bueno o duro que seamos con nosotros mismos, encontraremos un sinfín de momentos que marcan nuestra vida, es decir nuestra historia personal, como el conseguir metas personales y profesionales, algún momento especial, algúnconcierto, alguna foto con el artista de nuestra predilección, algún regalo, pero también hay marcas dolorosas, como la partida de un ser querido, pero sin lugar a dudas, el momento que señala una nueva etapa, un antes y un después en nuestras vidas, es nuestro matrimonio; es el momento que apunta a dos situaciones totalmente diferentes en éste caminar, uno en el que el centro de nuestra vidagiraba única y exclusivamente en torno a nosotros mismos, donde las decisiones no se compartían y muy pocas veces las consultábamos; y el segundo, en el que, ese sentimiento parecido al egoísmo del yo, que ya hemos mencionado en el artículo anterior, descubre la parte de la donación, de ese dar desinteresado, de esa entrega total, que va en busca de que el otro, en la misma situación e intención dedonación, encuentre la felicidad, tal y como dice el Señor “(…) ¿No habéis leído que el Creador en el principio los creó hombre y mujer, y dijo: "Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne"? De modo que ya no son dos sino una sola carne. Pues lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre.(…)” Mt. 19, 3 – 6; y aquí es precisamentedonde debemos hacer un pequeño alto y reflexionar puesto que como el profeta Jeremías expresa, anotación transcrita líneas arriba, en muchas ocasiones nos sentimos totalmente desmotivados y desmoralizados ante los diversos conflictos que nuestras vidas en matrimonio presenta, momentos en los que encontramos que a pesar del gran esfuerzo y empeño que tal vez le ponemos a los diversos asuntos, pareceque no llegaremos a ningún lado. Pero precisamente es ahí cuando necesitamos recurrir al médico, pero no a un médico cualquiera, sino al verdadero Médico de Cuerpos y Almas, llamado Jesús, con quien podemos obtener inyecciones de confianza, de extremo cuidado, de ternura, de sencillez, humildad, vitaminas de perdón, pero sobre todo unas grageas de amor y paciencia. Hay muchas cosas que escapan de...
tracking img