La castidad si es posible

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4599 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 4 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La castidad si es...
Escrito por P. Miguel Angel Fuentes
Lunes, 11 de Enero de 2010 21:03
Tenemos alma y cuerpo, e inclinaciones naturales. Entender estas últimas es clave para nuestro tema. Somos un pequeño universo,o un resumen del cosmos, como decían los antiguos (microcosmos).

Esto significa que tenemos algo en común con todas las cosas (somos sustancias, como todasellas), algo en común conlos animales y algo específico de los racionales. Y tenemos inclinacionesque se derivan de cada una de estas dimensiones. Como sustancias tendemos a conservarnos en el ser (todos los seres se resisten a dejar de existir); de aquí surge el instinto de conservación individual: no queremos morir ni que nos maten.

Este instinto se manifiesta en nuestra inclinación a comer,beber, de fendernos de los ataques externos, de las inclemencias del tiempo: cuando nos caemos instintivamente protegemos nuestra cabeza con las manos; cuando nos amenazan cubrimos nuestro cuerpo, cuando el bebé siente hambre llora, cuando nos infectamos el cuerpo avisa subiendo la temperatura y temblando. Tenemos factores de conservación individual como es nuestro sistema linfático que nos defiende delos enemigos que se introducen en nuestro cuerpo, el hambre y la sed que mandan señales al cerebro de la falta de comida o de bebida (o sea, de fuentes de energía e hidratación) que pone en riesgo nuestra conservación, etc.

Como animales tendemos a conservar nuestra especie; de aquí surge el instinto a unirnos sexualmente con quien puede colaborar en la procreación de nuevas vidas. Esto daorigen a la institución del matrimonio y al amor de los padres a sus hijos y de estos a sus padres. Como seres racionales tendemos a conocer la verdad (especialmente la verdad sobre nosotros mismos y sobre Dios, es decir, sobre nuestro origen y destino), a buscar y descansar en el bien espiritual y a vivir en sociedad. Esta inclinación funda el instinto religioso y de superación espiritual.

Cadauno de los "fines" que están al término de estas inclinaciones (conservación, placer, verdad, bien, religión, etc.) son los bienes que perfeccionan nuestra naturaleza. Sin ellos quedaríamos truncados en nuestro deseo natural de perfección. Pero no somos como las montañas de piedra formadas por la acumulación de capas heterogéneas con el transcurrir de siglos y milenios. Todas estas dimensiones noestán en nosotros como estratos superpuestos y aislados, como vemos en los cortes de la tierra en los cañones y quebradas. Somos un todo unificado. Somos personas; tenemos un "yo" que nos unifica.

No tengo un aspecto sustancial; soy una sustancia. No tengo una dimensión animal; soy un animal (y algunos pueden decirlo con cierto temor de no poder añadir nada mejor). Y no sólo poseo una razón yuna voluntad, sino que soy un ser racional y volitivo. Esto quiere decir mucho. Porque si antes mencionábamos que cada una de nuestras dimensiones tiende al bien propio que la perfecciona, debemos también añadir que hay un bien que es de toda la persona; es el "bien integral" de la persona.

Esto que llamamos bien integral de la persona es algo análogo al "bien común" de la sociedad, del queparticipan todos los miembros de la sociedad pero que supera el bien individual de cada uno de esos miembros. Al modo del bien común, hay un bien integral propio de la persona humana, superior al de cada una de las partes de esa persona. Este bien y esta perfección integral exigen que cada uno de los bienes propios de las dimensiones particulares de nuestra naturaleza, se procuren sólo "en la medida"en que lo exige el bien integral; y al hablar de medida, hablamos de restricciones.

No todos los bienes que se presentan ante cada una de las inclinaciones son bienes que perfeccionan nuestro bien integral; pueden entrar accidentalmente en colisión con otros bienes. El deseo sexual que despierta en un hombre una mujer puede colisionar con su inclinación a vivir en sociedad si esa mujer no es...
tracking img